Medellín salvo un empate frente a la Equidad

Varios momentos podrían definir el empate a un gol entre Independiente Medellín y Equidad en el Atanasio Girardot. El primero, tan valioso como un gol, es una atajada de Diego Novia en el minuto 86 tras un tiro libre de Leonardo Castro. El arquero, por puro reflejo, mandó las piernas para adelante para detener una pelota rastrera que pasó sin problemas la barrera.

El segundo, de gran importancia si no fue el más importante, la pena máxima con la que Germán Ezequiel Cano puso el 1-1 final. El argentino, que hace unos días no tenía segura su continuidad en el equipo antioqueño, cobró potente a un rincón de la portería y anotó su tanto 90 en el fútbol colombiano. El DIM y el empate gracias a su hombre récord.

También hay otro instante valioso, para el visitante, apenas comenzando el encuentro cuando tras un centro Nicolás Palacios metió el balón en propia puerta. La presión de Matías Mier generó el afán del defensor y, por ende, la equivocación.

Al final, con un hombre menos, el club bogotano terminó defendiendo con todos sus jugadores, olvidando lo que hizo gran parte de un partido emocionante que culminó con la mayor injusticia para los 15 mil asistentes y para el juego mismo: un empate.

Buen resultado para la Equidad que, por ahora, es el líder de la Liga Águila con cuatro puntos, mientras que Medellín sumó luego de haber caído en su estreno ante Patriotas (2-1).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *