ActualidadArtículos de opiniónMedio AmbienteNacionPrevenciónSocial

Más de 300 personas ayudaron a controlar incendio en el norte de Cali

El incendio de cobertura vegetal que inició en la tarde del jueves 21 de septiembre en las montañas del municipio de Yumbo y se propagó a la ciudad de Cali, pudo ser controlado después de ocho horas de trabajo interinstitucional y el apoyo de la comunidad caleña.

“El mensaje de la Alcaldía de Cali es gratitud eterna, especialmente a este grupo de líderes de las Forestales y de todas las agrupaciones que apoyaron para lograr controlar el incendio”, expresó Rodrigo Zamorano, secretario de Gestión del Riesgo de Emergencias y Desastres.

Más de 300 personas ayudaron a controlar incendio en el norte de Cali

Zamorano dijo, además, que se ofrecen hasta 50 millones de pesos por la información que conduzca a identificar las personas que ocasionaron el incendio: “estas personas son sociópatas que no tienen consciencia del daño que están haciendo”, enfatizó el funcionario.

El subcomandante del Cuerpo de Bomberos de Cali, Francisco Javier Díaz entregó el reporte de una persona lesionada con quemaduras menores que fue atendida inmediatamente por los grupos de socorro que apoyaron durante la conflagración y resaltó el apoyo de la comunidad para lograr apagar el incendio.

” Afortunadamente con el apoyo de toda la comunidad, se logró controlar el incendio, quiero dar las gracias a la comunidad porque de verdad que hemos recibido un apoyo invaluable y gracias a Gestión del Riesgo de la Alcaldía porque fuimos apoyados con carro tanques para superar esta emergencia”, enfatizó Díaz.

La valentía y solidaridad de la comunidad fue clave para lograr que las llamas no llegaran a las casas del barrio El Bosque y la Campiña respectivamente, como lo evidencia el testimonio de Ana María Escobar: “yo vivo aquí en El Bosque, acabamos hace unas dos horas de apagar el incendio que teníamos al lado nuestro, terminamos allá y nos vinimos para acá (a la altura del Hotel Spiwak) a seguir recolectando agua y panela”.

Para Sandra Liliana Topé, la tristeza de la devastación fue su motivo para salir de casa junto a su hija hacia los sectores donde se recibían las ayudas voluntarias para quienes luchaban por apagar el incendio, “le dije a mi hija, vámonos a conseguir agua, lo que sea, vámonos a ayudar y aquí estamos, la gente ha colaborado mucho y nos ha unido como esa tristeza, ese dolor de ver que hay gente que no tiene consciencia al causar un daño de estos”, expresó Sandra.

La noche del jueves terminó con un positivo reporte de las autoridades en la que indicaron el control total del fuego en las diferentes zonas afectadas, sin embargo, al día de hoy (22.09.23) las consecuencias de la emergencia no serán alentadoras por el incalculable daño causado a la fauna y flora de la ciudad de Cali. A pesar de este infortunio, más de 300 caleños siguieron demostrando que son seres solidarios y comprometidos con su ciudad.