Eliminar criaderos de mosquito, clave para reducir riesgo de enfermar

​Zika, chikungunya y dengue, algunas de las enfermedades producidas por el vector Aedes aegypti.

El Ministerio de Salud y Protección Social hace un llamado a la comunidad y a las autoridades locales de ambiente y salud para que extremen los controles contra los sitios en donde se reproduce el mosquito Aedes aegypti, principal vector transmisor de diferentes enfermedades.

Con la eliminación y el control de los criaderos del mosquito se disminuyen las posibilidades de que se transmita el zika, chikungunya y dengue.

La subdirectora de Enfermedades Transmisibles del Ministerio de Salud y Protección Social, Claudia Cuéllar, señaló que el control de criaderos del vector es la medida preventiva prioritaria que deberán tener en cuenta los alcaldes, gobernadores.

“Se busca que la comunidad identifique los focos de mosquitos y los reporte ante las autoridades locales para que sean eliminados y así se disminuya la proliferación y el contagio de los tres virus transmitidos por el Aedes aegypti.

En ese sentido, la subdirectora Cuéllar insistió en la necesidad de hacer un llamado a fortalecer las acciones y reducir los impactos generados.

“Se hace un llamado a la comunidad teniendo en cuenta que juega un papel importante en la prevención de los casos, entendiendo que la mayoría de los criaderos del mosquito se encuentran dentro de las viviendas por lo que este riesgo se puede reducir substancialmente con la recolección y eliminación de cualquier recipiente que pueda almacenar agua inadecuadamente”.

Recomendaciones

A la comunidad en general

  • Evitar y eliminar los criaderos de mosquitos a partir de la recolección y eliminación de inservibles, el lavado y cepillado de las albercas, cubrimiento de tanques de almacenamiento de agua, el lavado y cambio frecuente de agua de floreros y bebederos de mascotas y la participación de las estrategias propuestas por las autoridades en Salud.
  • Acudir oportunamente a los servicios de salud y no auto medicarse.

A los turistas:

Usar repelentes, siguiendo las instrucciones del fabricante, así como toldillos y ropa que cubra la mayor superficie de la piel.

A las autoridades de salud:

Incluir dentro de los planes de acción en salud las intervenciones colectivas en salud para la promoción y gestión de riesgo en áreas de mayor riesgo de transmisión de dengue o con comportamientos inusuales por encima de lo esperado, con especial énfasis en:

  • Información en salud con producción organización y difusión de mensajes clave para orientar y recomendar a las comunidades y actores del sistema general en seguridad social en salud sobre concepto, beneficios y acciones a realizar para prevenir los casos, acudir oportunamente a los servicios de salud e informar de las acciones realizadas y situación de sus territorios, es decir, planes de medios estructurados y operando en los territorios.
  • Educación y comunicación para la salud: Educación en estrategias para promover el cuidado, aprender e implementar prácticas protectoras e incidir en la transformación positiva del entorno como el reordenamiento del medio y la identificación de posibles criaderos de Aedes aegypti y el momento para el uso adecuado de insecticidas. Realizar actividades para adecuación de la vivienda para evitar la entrada de vectores, con la generación de métodos biológicos, de barrera, físicos o de saneamiento del medio (colocar mallas en las ventanas y puertas), apoyado de proyectos de educación continuada para promoción y prevención de Arbovirosis
  • Implementación de medidas de prevención y control de las diferentes enfermedades conforme a los competencias territoriales (departamentales o municipales), con especial énfasis en: Estrategias de prevención mediante métodos de barrera, biológicos, físicos o de saneamiento del medio, así mismo acciones de control químico en situaciones de contingencia, implementación de estrategias de vigilancia epidemiológica y acciones para la movilización social ( jornadas de recolección de inservibles y lavado y cepillado de tanques) y cambio conductual para prevención y control de arbovirosis.

Para lo anterior se requiere una gestión territorial efectiva, garantizando la permanencia del personal, equipos, insumos y logística para la implementación de acciones oportunas de los planes regulares en todas las áreas endémicas y contingenciales en áreas en brote y epidemia, conforme a criterios técnicos de priorización y según lineamientos nacionales, para la promoción, prevención, vigilancia y control de dengue en todo el territorio.

A las Empresas Administradoras de Planes de Beneficios-EAPB-

  • Asegurar la capacidad de respuesta territorial para el diagnóstico y manejo clínico integral de casos de dengue (probables y confirmados), a través de su red integral de prestación de servicios, garantizando accesibilidad, oportunidad, seguridad, calidad, pertinencia y continuidad en la atención.
  • Garantizar el funcionamiento de su operación para el 100 % de la población afiliada, priorizando población de mayor riesgo, personas en condición de vulnerabilidad para cubrir las acciones de promoción, prevención, atención y seguimiento de casos.
  • Apoyar procesos de generación de capacidades institucionales basadas en protocolos y guías vigentes para [a atención de casos de dengue en los profesionales, técnicos y auxiliares de los prestadores de servicios de salud de su red de atención.

A los profesionales de salud

  • Identificar y manejar los casos conforme a las guías clínicas y los lineamientos de manejo integral de los pacientes con dengue, considerando dentro de los diagnósticos diferenciales de síndrome febril, esta enfermedad arboviral, sobre todo en áreas endémicas.

    Finalmente, la subdirectora Cuellar instó a la sociedad en general a mantener las alertas frente al vector causante de estas enfermedades.

    “Con cero criaderos del vector, habrá cero mosquitos, cero zika, cero dengue y cero chikunguña. Es importante disponer de manera adecuada los desechos y evitar dejar ollas, vasos o botellas con agua limpia porque son potenciales sitios de reproducción del zancudo”, disminuya la proliferación y el contagio de los tres virus transmitidos por el Aedes aegypti

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Menu Title