Vía libre a extradición hacia los EE. UU. de exfutbolista Jhon Viáfara

 

Jhon Viáfara pasó de brillar en el mediocampo del Once Caldas campeón de Copa Libertadores en 2004 a estar presuntamente relacionado con el envío de drogas al exterior. Por eso, la justicia estadounidense lo solicitó en marzo de este año por cargos relacionados con el narcotráfico. Ahora, el exjugador está un paso más cerca de su extradición, luego de que en la mañana de este viernes la Corte Suprema de Justicia avalara su envío a Estados Unidos.

En junio de este año, el exjugador, que incluso tuvo un paso por el fútbol inglés y español, solicitó acogerse a la figura de la extradición simplificada, para así responder los más pronto posible por los cargos de los que se le acusa en Estados Unidos. La corte Suprema, no solo dio el aval a esta solicitud, sino que aceptó el requerimiento de la justicia estadounidense para que el exjugador sea enviado a dicho país. Solo falta que el presidente Iván Duque dé su firma para que Viáfara salga del país con rumbo a Estados Unidos.

Según las investigaciones de la DEA, John Viáfara hizo parte de una red de narcotráfico que enviaba droga de Suramérica hacia Centroamérica para luego llevarla hasta los Estados Unidos, donde era comercializada. Para probar esta presunta relación de Viáfara -que habría sido conocido en la organización criminal como Futbolista, Goleador o Makelele- con el mundo del narcotráfico, la justicia norteamericana tendría interceptaciones de mensajes y llamadas bastante comprometedores.

Una de las mayores pruebas en contra del exjugador es una foto enviada por Pablo Medina -conocido como Don José y presunto miembro de una red de narcotráfico- al celular del Viáfara, en junio de 2017. En la imagen se ven paquetes de cocaína con la marca HK-17. Esta sería la prueba reina para la DEA, ya que un mes y medio después de dicha foto, en agosto de 2017, se incautaron cuatro kilos de cocaína en Estados Unidos que tenían la misma marca.

Otra de las pruebas que tendría la DEA en contra del exfutbolista es una llamada con Primitivo Oliveros, otro de los miembros de la presunta red criminal. En esta, Oliveros le dijo que estaba esperando un “anticipo” por un cargamento de Luis Fernando Toro Londoño -presunto líder de la organización de la que hacía parte Viáfara- y le contó que las autoridades habían instalado puestos de control por la zona en la que tenían operaciones.

La DEA pudo concluir que el teléfono que Viáfara usaba para hablar sobre cargamentos de droga era el mismo que usaba para dar entrevistas a medios de comunicación sobre temas deportivos. También, determinó que miembros de la organización de la que habría hecho parte el exfutbolista llegaron a tener reuniones con representantes de un cartel mexicano en Cali.

Con este material probatorio, Viáfara fue capturado el 19 de marzo de este año en la vía que va de Jamundí al corregimiento de Robles (Valle del Cauca), a la 1:35 p.m. De acuerdo con la indictment en su contra, él hizo parte de una organización narcotraficante que, desde 2008, recurrió a lanchas go-fast, buques, embarcaciones pesqueras, sumergibles, aeronaves y camiones para sacar droga del país hacia Centro y Norteamérica “en nombre del Clan del Golfo”.

En el momento en que fue detenido, el exfutbolista se declaró inocente, aseguró que su defensor aclararía todo y pidió que revisaran sus cuentas y hasta “sus deudas”. Por esta razón, fue que el exjugador pidió una extradición simplificada. La defensa del deportista le aconsejó que viajara pronto a Texas para que la justicia norteamericana descubra las pruebas que tiene en su contra.

“Creemos que ellos sí tienen las grabaciones y fotos que dicen tener, lo que hay que ver es hasta qué grado lo comprometen. Así él puede decidir si lo mejor es irse a juicio o negociar una sanción proporcional”, le dijo en junio a este diario Carlos Enrique Viveros, abogado del exjugador del Once Caldas que llegó a ganar una Copa Libertadores, jugar en la selección Colombia y ahora es solicitado por la justicia estadounidense por posible vínculos con el narcotráfico.

Le puede interesar: Gases del ESMAD afectaron a menores de un colegio público en Bogotá

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *