Qué tan real es la amenaza del Eln en Bogotá, el Ejército advierte de un frente de guerra urbano que no se logra consolidar

 

Se ha confirmado  información de inteligencia del Ejército que da la afirmación de células guerrilleras fueron entrenadas todo con el fin de objetivos estratégicos definidos para desestabilizar a la capital.

 

La amenaza terrorista es real,  el Ejército advierte de un frente de guerra urbano que no se logra consolidar.

 

Como gran evidencia el 30 de enero del presente año, un casa familiar del barrio La Europa, en la localidad de Engativá, amaneció rayada con las iniciales, en rojo de (Eln). Los rayones con estas letras de vieron continuamente por otros sectores de la ciudad. 

 

Se manifiesta que los principales centros de reclutamiento serían las universidades públicas en donde difunden propaganda política y hacen labores de inteligencia para buscar enlaces en distintos puntos de la ciudad. Además, la manera en que estos planes fueron concebidos, fue por la inteligencia aportada para la financiación y el reclutamiento de los posibles perpetradores, con inclinaciones “camilistas”; esto haría que las incidencia que tenía el grupo Eln formara caos y miedo en Bogotá.

 

Según Sergio Guarín, de la Fundación Ideas Para la Paz, segura  que la presencia del grupo subversivo en la capital es más fuerte de lo que se cree y que hacen presencia a través de células clandestinas que tienen a cargo la ejecución de acciones políticas y militares de bajo y alto impacto. Estos actos van desde escribir mensajes en paredes hasta detonar petardos panfletarios como el que explotó el 16 de febrero pasado en Paloquemao.

 

Hace menos de un mes se conoció un supuesto plan de Eln para quemar 3 bancos al frente de la Universidad Pedagógica, en Bogotá, que involucraba a 60 personas y que además incluía ataques a algunos CAI de la Policía y bloqueos a Transmilenio, Publicó la revista Semana. 

 

La comunidad capitalina está a la incertidumbre de qué hechos podrían ocurrir  con autoría de el grupo Eln.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *