Europa inundada de calor y desesperación

El pasado sábado, Europa enfrentó una de las más grandes temperaturas de toda la historia.

España y Portugal, fueron los países de Europa más afectadas por las altas temperaturas, que alcanzaron los 46 °C, provocando la muerte de tres españoles y grandes daños en algunas zonas de estos países, puesto que el asfalto se derritió por culpa de las grandes temperaturas.

A raíz de la gran odisea de calor, se pusieron en alerta todos los organismos de emergencia por intentar controlar las altas temperaturas, por medio de recomendaciones a la ciudadanía, para que no sufrieran por las altas temperaturas. Los equipos de emergencia estuvieron conformados por más de 740 bomberos, 10 aviones y varios helicópteros que se mantuvieron pendientes a realizar todos los apoyos a la ciudadanía.

En Lisboa las autoridades dieron recomendaciones a la ciudadanía de no salir a las calles a realizar actividades al aire libre, como picnics, ejercicio, etc. Que evitará poner en riesgo la vida de las personas, ya que las tazas de deshidratación podían ser altas. Dentro del plan de recomendación estuvieron en cuenta las personas habitantes de calle, que no tienen un lugar seguro a donde ir, y que su único medio de refugio son los hogares de paso, que abrieron sus puertas mucho más temprano para que estos ciudadanos no sufrieran las altas temperaturas.

En medio de las altas temperaturas murieron tres personas en la ciudad de Barcelona, uno de ellos fue hallado en medio de las calles de la ciudad inconsciente por culpa de una insolación, que fue trasladado a uno de los hospitales, en donde murió horas después, otro de las víctimas fue un pensionado que se dedicaba al cuidado de huertas  y el último fue un obrero que se dedicaba a la construcción en la autopista de Murcia.

En los despliegues de emergencia, se hicieron útiles los perros policiales que fueron equipados con botines a la medida de sus patas, para que los caninos nos sufrieran lesiones al momento de auxiliar a la ciudadanía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *