Andrés Felipe Arias  llegó extraditado a Colombia

El exministro de Agricultura durante el gobierno Uribe, Andrés Felipe Arias, acaba de ser trasladado a Colombia. Migración Colombia lo esperaba la próxima semana, se suponía que llegaría en un avión del gobierno estadounidense junto con ciudadanos colombianos deportados de ese país. Sin embargo, en un vuelo chárter, Arias aterrizó en la mañana de este 12 julio.

Migración Colombia confirmó que Arias arribó a Colombia este viernes a las 8:20 a.m. a un hangar de la Policía, escoltado por agentes estadounidenses, y ya “quedó a disposición de las autoridades correspondientes”. En esta ocasión, a diferencia de tantos otros detenidos que han pasado por Migración, de Arias no hubo fotos ni imágenes de algún otro tipo que registraran este momento.

Como se esperaba, la noticia sacudió el mundo político y el primero en reaccionar fue el expresidente Álvaro Uribe: “(Siento) un profundo dolor por Andrés F. Arias”, manifestó de inmediato en sus redes sociales el expresidente Álvaro Uribe. “No se robó un peso y condenado a 17 años. Justicia muy ‘eficaz’ contra los inocentes e indulgente con los criminales. Buscar Segunda Instancia es lo único que queda”.

El regreso de Arias es la derrota final a la batalla legal que emprendió durante cinco años. En 2014, la Corte Suprema de Justicia emitió una condena en su contra a 17 años de prisión por las irregularidades del programa Agro Ingreso Seguro, que estuvo bajo la tutela del Ministerio de Agricultura mientras él ejercía como jefe de esa cartera. Poco antes de que se conociera el fallo, Andrés Felipe Arias, su esposa y sus hijos huyeron hacia EE.UU.

Desde entonces, Arias comenzó a recurrir a todos los recursos legales que encontró para quedarse en ese país. Pidió asilo político apenas llegó a los Estados Unidos, alegando que la justicia colombiana no lo había juzgado sino perseguido por su filiación política y, sobre todo, por su cercanía con el presidente Álvaro Uribe. En Estados Unidos, sin embargo, varias instancias judiciales concluyeron que Arias tenía pendiente un requisito judicial válido y aprobó su extradición. En Estados Unidos, Arias insistió en que Colombia y EE.UU. no tenían ningún tratado de extradición vigente, argumento que encontró apoyo en el expresidente Uribe -cuyo gobierno, según cifras oficiales, extraditó al menos a 925 personas a ese país. El Departamento de Estado, sin embargo, respondió que Colombia y Estados Unidos tenían una larga relación de cooperación judicial, la cual incluía las extradiciones, y que el caso de Arias no era la excepción.

A comienzos de esta semana, luego de que dos jueces determinaran que su extradición era viable, la Corte de Apelaciones de Atlanta (la última carta que se jugó Arias) hizo pública su decisión: el exministro debía volver a Colombia. Así las cosas, lo que siguió fue un efecto dominó: el Departamento de Estado señaló que la discusión judicial ya estaba surtida, notificó al gobierno colombiano de la inminente extradición del exfuncionario y, este viernes en la mañana, en completo sigilo y lejos de las cámaras de los medios de comunicación, Arias volvió al país.

Le puede interesar: Lider social y aspirante al Concejo de Toro fue asesinado en el Valle del Cauca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *