Mejoró el diagnóstico de emisiones de gases en el Valle de Aburra

La región del Valle de Aburrá, en Antioquia, en 2019 generó 6.432.119 toneladas de emisiones de dióxido de carbono (CO2). Estas emisiones, en porcentajes por sector, se dividen así: transporte con un 43 %; energía estacionaria, 39 %; residuos, 14 %, y forestería, que es el manejo de las tierras forestales para madera, pastos, agua, vida salvaje y recreación, más agricultura y otros usos del suelo, 4 %.

Este diagnóstico de emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) se conoció ayer en un acto virtual en el que participaron el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), representantes del Gobierno Británico y expertos del Fondo Mundial para la Naturaleza sede Colombia (WWF en inglés).

En transporte, en 2019 la región registró un aumento en las emisiones respecto a los tres años anteriores, lo que evidencia una oportunidad para implementar transportes que funcionen con fuentes limpias, como la energía solar y eléctrica.

“El inventario es una herramienta técnica clave en la contabilización de emisiones porque cumple con el principio de transparencia del Acuerdo de París. Esto es fundamental para la meta que estableció Colombia en la Contribución Nacionalmente Determinada (NDC)”, comentó el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Carlos Eduardo Correa. La NDC es un plan que proponen los países para luchar contra el cambio climático.

En el inventario se observa que en el Valle de Aburrá la mayor demanda de energía corresponde a la industria manufacturera y de la construcción, en la que se utilizan combustibles como carbón mineral, gas y madera para la combustión. La generación de energía para consumo en edificios residenciales es el segundo sector con mayor cantidad de emisiones de GEI.

Que Medellín y el Valle de Aburrá mantengan actualizado el inventario es importante para tomar decisiones, determinar el impacto de las medidas implementadas para reducir las emisiones de GEI e identificar nuevas acciones que enfrenten el cambio climático.

Ana María Roldán, subdirectora del Área Metropolitana del Valle de Aburrá, explicó que “el inventario marca el camino en el que se deberían enfocar los esfuerzos para evitar el aumento de la temperatura global y determinar qué podemos hacer en nuestra región”.

El monitoreo más reciente evaluó las emisiones generadas por actividades humanas entre 2016 y 2019, en los sectores de energía, transporte, residuos, agricultura, forestería y otros usos del suelo en los municipios de Medellín, Barbosa, Girardota, Copacabana, Bello, Itagüí, Sabaneta, Envigado, La Estrella y Caldas.

El inventario se realizó gracias a una guía que será presentada el próximo 12 de marzo a través del canal de YouTube del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *