LA MUJER QUE DESAFIÓ UNA INDUSTRIA DE HOMBRES, HOY ES EMBAJADORA DEL ARTE COLOMBIANO EN EL MUNDO

Liliana Méndez desafió un arte milenario, desarrolló nuevas técnicas y le creyó a exportar el arte hacia otros continentes.

Hoy tiene más de 38 premios internacionales que la convierten en una de las artistas colombianas más galardonadas. 

Sus obras las poseen desde príncipes árabes y miembros de la realeza europea, hasta personajes tan importantes como Donald Trump, Arnold Schwarzenegger, Hill Allen, Marco Antonio SolísMichael Bloomberg.

Enseñó el arte a muchas mujeres más y hoy su equipo de trabajo está conformado en un 80% por talentos femeninos.

Se prepara para representar a Colombia en Las Olas en Miami, exposición en el Museo Cultural Hispano de Artes de Miami y la Feria de Arte Evergreen en Colorado.

Mas de 25 años lleva Liliana Méndez librando una batalla para que el arte colombiano evolucione, le crean a sus propuestas y las técnicas nuevas sean un sello en el mundo. Llegar desde los 15 años al mundo de la escultura en bronce dominada casi al 100% por hombres, la ha retado e impulsado, al punto que hoy no solo ha construido un nombre y representado al país en los mejores escenarios del arte global, llevándose más de 38 premios internacionales, sino que sus obras reposan en las mansiones y colecciones personales de la realeza árabe y europea, y también de famosos como Thalia, Arnold Schwarzenegger, Hill Allen, Marco Antonio SolísMichael BloombergDonald Trump o Jessica Cediel. Incluso ha compartido el legado con sus hijos y todo su equipo de trabajo, que en un 80% son mujeres.

“Uno de los retos más grandes ha sido atravesar el estigma de ser mujer en una industria que estaba totalmente dominada por hombres. Yo inicié aprendiendo y enamorándome del oficio de la escultura en bronce en el emprendimiento de mis padres, pero ya cuando estaba joven estudié arte y me formé porque quería cambiar las cosas y empecé a hacer mis propios diseños que se salían de las figuras convencionales que se vendían. Esa fue la primera gran batalla que me tocó dar en el seno de la industria familiar, convirtiéndose en un doble reto: era mujer y era muy joven”, asegura Liliana Méndez.

Y no era para menos. La escultura en bronce requiere además unos procesos muy pesados en hornos a altísimas temperaturas, moldeo, fundiciones, pulido y muchos más procesos dominados en su mayoría por hombres, pero Liliana Méndez se le midió a todo, al punto que creó junto con su esposo, nuevas aleaciones y procesos, que le dieron brillo y color a las esculturas, que ella empezó a moldear con un estilo moderno y diferente. El resultado: un mercado que aceptó su arte y que trascendió a escenarios internacionales de manera exitosa.

“Me dijeron que estaba hasta perdida, pero eso fue más bien el impulso total para luchar, creer en lo que me inspiraba y realmente trabajar por la investigación y desarrollo de nuevas técnicas y aleaciones que son el sello innovador en el mundo”, recalca Liliana Méndez.

Tomó las riendas del negocio de sus padres y empezó a ser ella quien podía decidir sobre lo que se hacía. Eso le dio la libertad de empezar a explorar mercados internacionales iniciales en Venezuela y Estados Unidos. Hoy, y gracias a su participación en más de 1.000 eventos internacionales y por encima de los 680 nacionales, sus esculturas tienen su sello propio, ella misma se ha convertido en marca y tiene para orgullo de Colombia, más de 38 premios internacionales ganados en eventos de arte global.

En la casa de la realeza y los famosos

Abrir mercados internacionales se dio a partir de su participación en ferias internacionales de arte, que fueron un buen termómetro para medir la calidad de sus esculturas, tendencias y hasta aceptación de su obra.

Eso le ha permitido que sus obras estén en las colecciones privadas de la realeza árabe y europea a través de las galerías americanas donde están sus obras, como también en las de personajes reconocidos en el mundo como Thalia, Arnold Schwarzenegger, Hill Allen, Marco Antonio SolísMichael BloombergDonald Trump o Jessica Cediel, Fernando Gaitán, Cristina Restrepo, Matilde Michielin esposa de José Pékerman, Jorge Barón y hasta en los escenarios de los influenciadores como Yeferson Cossio.

“Ya creo que perdí la cuenta de todos los eventos en los que hemos participado en ya tres continentes, aunque se que muchas de mis obras que comercializan galerías importantes de Estados Unidos, han llegado a otros más. Eso me llena de orgullo, saber que el arte colombiano conquista”, asegura la artista

Hoy en Ciudad de Panamá al ser ganadora de la Bienal del Sur de Panamá, hay una escultura permanente en el Parque de la Urraca, como ícono de ciudad, en el Museo Hispánico de Miami hay exposición permanente y Liliana Méndez acaba de ser la ganadora indiscutible de la Bienal de Las Américas, donde su obra compartida con su hijo Andrés Méndez, se ubicó en el primer lugar entre decenas de propuestas del mundo, reflexionando sobre el impacto del Covid-19 a través del arte.

Su trabajo por las mujeres y la equidad

Su lucha por tener un espacio en el arte y en la escultura en bronce le llevó más de dos décadas. Y en ese recorrido no solo inspiró a su familia que hoy trabaja hombro a hombro con ella, al punto que su hijo está ya en el camino del arte, sino que además, ha podido trabajar por las mujeres abriendo su empresa Artes y Bronces, como una verdadera plataforma de formación para ellas, que hoy son el 80% de su staff.

“No hay realmente una formación formal de este oficio, así que las mujeres que llegan las apoyo y formó en la fábrica, pero también las impulsó en temas de mercadeo y ventas informadas que son la base del impulso en los puntos que tenemos en Bogotá y en Medellín, en el centro comercial El Tesoro, así como las encargadas en puntos estratégicos de Estados Unidos, México y varios puntos de Europa”, recalca la escultora.

Además, su última colección “Together” está inspirada en las mujeres y su lucha en el mundo por la libertad y empoderamiento en todos los órdenes, pero también en esa equidad necesaria para que en equipo, hombres y mujeres logren grandes objetivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *