El uso del espacio público sigue siendo un problema en la ciudad

Foto: Vanguardia

Las soluciones que se han implementado para acabar con estas invasiones no han sido totalmente favorables, para el estado y la capital, las ventas ambulantes en los sectores públicos siguen creciendo y se ven más aglomeradas las vías.  

Desde hace varios años este ha sido un problema que viene acaparando a las diferentes administraciones distritales del país y en especial de la capital, a pesar de las exhaustivas estrategias que se han implementado para resolver este fenómeno no se ha evidenciado ningún resultado que termine con esto, todo lo contrario, a diario vemos más revendedores en las calles, el comercio se ha establecido en los sectores públicos de la ciudad acabando con los espacios y vías de los transeúntes.  

Las ventas informales incluso los negocios que extienden sus límites de uso en los espacios, ha reducido de manera negativa los andenes y sectores por donde las personas puedan transitar, ocasionando altos niveles de riesgo en las vías públicas ya que se tiene que recurrir a caminar por las avenidas y calles estipuladas para los vehículos, aumentando el número de accidentes y alertas para el distrito.  

le puede interesar: Niños víctimas de violencia sexual han ingresado ICBF desde 2014

A raíz de la pandemia que trajo el covid 19 desde el mes de marzo, se conoce que el número de personas que se rebuscan el sustento en las calles ha ido aumentando con una cifra bastante alarmante a comparación del inicio de año, según estudios del instituto para la economía social estipulo que en los primeros meses del año se estimaba alrededor de 39.000 personas en esta condición, pero a la fecha de hoy ya son más de 80.000 las que están reconocidas en un modelo informal.  

“La solución debe partir de un ejercicio juicioso de comprender las razones por las cuales el trabajador informal se mantiene en la calle” expuso Damaris Ramos Vega docente de la fundación universitaria del Área Andina.  

Se sabe que se deben tomar medidas que puedan asegurar y beneficiar a estas personas que viven del diario vivir y que no cuentan con otro modelo de trabajo para el sustento de sus familias y hogares, partiendo de considerar las causas principales que ocasionan este fenómeno, una de ellas el desempleo que cada día aumenta más en el país, para poder acabar con estas invasiones se deben garantizar las medidas necesarias de protección y alivio que generen resultados de forma positiva tanto para la ciudad como para sus habitantes.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *