El Presidente Iván Duque hizo seguimiento al plan piloto de reconstrucción de San Andrés, Providencia y Santa Catalina

El Presidente Iván Duque lideró este domingo el Puesto de Mando Unificado (PMU) en San Andrés y luego viajó a Providencia, donde visitó la Planta de Tratamiento de Agua Dulce, y a Santa Catalina, donde hizo seguimiento de los avances en materia de vivienda.

En lo que tiene que ver con agua potable, vale recordar que ya se cumplieron ocho días del restablecimiento del suministro del servicio en Providencia y Santa Catalina, donde se puso en marcha una planta potabilizadora portátil que está entregando 45.000 litros al día para distribución en carrotanques de manera permanente. Hoy, existen siete puntos con tanques distribuidos a lo largo de las islas.

A estas acciones del Ministerio se suman el plan de acción para la reducción de los impactos sanitarios por residuos acumulados y la restitución de la prestación de las actividades del servicio público de aseo, en coordinación con la Alcaldía de Providencia. En San Andrés, también se destaca la entrada en funcionamiento, el 26 de noviembre, de la planta desalinizadora de 50 litros por segundo (LPS), a la que se sumará la de 25 LPS que entrará en funcionamiento el 4 de diciembre.

En la jornada de este domingo, el Primer Mandatario recorrió Santa Catalina, donde, junto con el ministro de Vivienda, Ciudad y Territorio, Jonathan Malagón, y varias autoridades locales, evaluó el avance del plan piloto de reconstrucción.

El Presidente reiteró que el Gobierno no pretende llegar a decirle a la gente cómo tiene que vivir. “Ese no es nuestro papel, pero sí entender que hay personas que lo perdieron todo y que tenemos que ayudarlas a recuperar su habitabilidad”, enfatizó.

Es el caso de Noel Archibold Howard, de 78 años, habitante de Santa Catalina, quien junto con su esposa María Eugenia, de 59 años; su nieta Aaliyah, de 16, y demás miembros de la familia, vio derrumbar su casa y lo que habían construido con mucho esfuerzo. Sin embargo, consideran una bendición estar vivos y unidos.

Hoy agradecen al presidente Iván Duque la casa, la atención médica, la ayuda humanitaria que han recibido, y, claro, la donación de la vivienda que hizo la empresa Woodpecker. Al respecto, Duque agregó que se está buscando que los ciudadanos vean varios modelos para tener la certeza de que lo escogido logre la armonía con la ancestralidad, con el colorido y la vivacidad de este territorio, tal como ocurrió con la casa de Noel y su familia.

Durante su intervención, el Presidente anotó que otro reto es el tiempo. “Es algo que quiero que entienda la comunidad. No se trata de hacer las cosas a la carrera, pero es importante que sepa que la temporada de huracanes vuelve en junio del próximo año; por eso, tenemos que buscar que cualquier construcción cumpla los estándares que tiene el Ministerio de Vivienda en sismorresistencia, y para ello, precisamente, estamos concertando”.

Igualmente, Duque destacó el trabajo del equipo interagencial, con el cual se demuestra que la reconstrucción será posible. “Nuestro reto es que finiquitemos la limpieza y la remoción para que el Plan 100 tenga la mayor aceleración, insisto, a través de un trabajo fraterno y cordial con la comunidad para restablecer los servicios domiciliarios y que haya habitabilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *