ActualidadBasuraCámaras InteligentesCultura CiudadanaEconomíaMedellínMultasNacionPolicía NacionalRecicladorReciclaje

El Distrito emprende plan piloto de medidas disuasivas para evitar que se arrojen desechos en lugares no permitidos

  • La estrategia se hace a partir de bocinas y cámaras de monitoreo.
  • Las multas por la inadecuada disposición de residuos sólidos llegan hasta los cuatro salarios mínimos diarios legales vigentes.

La Administración Distrital aprovechará la tecnología del Sistema Integrado de Emergencias y Seguridad para mejorar el manejo de residuos. Esta iniciativa utilizará bocinas y cámaras de monitoreo en puntos críticos, con mensajes que inviten a no arrojar basuras en espacios públicos o en lugares no autorizados. La fase piloto inició en la carrera 31B con calle 102B, en el barrio Granizal, sector que requiere una intervención integral desde la limpieza y la convivencia.

Estamos utilizando la tecnología disponible para fomentar el buen comportamiento ciudadano y proteger nuestro entorno. Esperamos que este plan piloto sea un paso hacia la construcción de un Distrito Verde”, explicó la secretaria de Medio Ambiente, Ana Ligia Mora.

Con estos dispositivos tecnológicos, la Alcaldía de Medellín le apuesta a la pedagogía para que las personas recuerden mantener los espacios públicos en óptimas condiciones y con respeto por las normas.

El Distrito emprende plan piloto de medidas disuasivas para evitar que se arrojen desechos en lugares no permitidos

El Distrito emprende plan piloto de medidas disuasivas para evitar que se arrojen desechos en lugares no permitidos – Foto Alcaldía de Medellín

Hemos implementado un plan piloto para mejorar la gestión de basuras en la ciudad, complementando las campañas culturales y de ornato. Se utiliza el sistema de videovigilancia del 123, con una cámara que emite mensajes a quienes arrojan escombros en el espacio público y así prevenir esta conducta. El objetivo principal es educar a la comunidad sobre la importancia de mantener limpio y ordenado el espacio público”, precisó el secretario de Seguridad y Convivencia, Manuel Villa Mejía. Las medidas disuasivas incluyen audios pregrabados y mensajes personalizados para promover el buen manejo de residuos.

En tan solo 15 días, se lograron reducir en un 70 % los residuos arrojados y se cambió significativamente el comportamiento ciudadano, con cuatro órdenes de comparendo emitidas. Esta estrategia mejora la percepción de seguridad, la cohesión comunitaria, la conciencia ambiental y el cumplimiento de la ley, reduciendo los actos vandálicos y fortaleciendo la calidad de vida.