El camino rocoso de las FARC desde los campamentos de la selva de Colombia hasta el capitolio

 

El partido político de las FARC anunció sus candidatos para el 2018 al Congreso de Colombia y la presidencia el miércoles, un día después de que el partido político fundado por ex rebeldes recibiera el reconocimiento oficial del estado.

 

El martes, el Consejo Nacional Electoral de Colombia, la entidad estatal que regula las elecciones del país y todos sus partidos políticos, reconoció formalmente “el estatus legal del partido político Alternativa Revolucionaria del Pueblo”.

 

De las FARC a las FARC

 

La formación del partido político de las FARC se desprende de un acuerdo de paz firmado hace poco menos de un año entre el gobierno nacional y el mayor grupo rebelde del país en ese momento, también llamado las FARC.

 

A cambio de dejar las armas, el antiguo grupo rebelde recibió el derecho de todos los miembros, incluidos los que tienen cargos pendientes de crímenes contra la humanidad, de participar en el proceso electoral de Colombia.

 

El Alto Comisionado para la Paz de Colombia, Rodrigo Rivera, tuiteó esta semana que la participación política de las FARC permitirá al país avanzar en la construcción de la paz.

 

Mientras tanto, el ex presidente de Colombia y actual senador del partido Centro Democrático , Álvaro Uribe , afirmó que tiene pruebas de que el partido político de las FARC está trabajando en nombre de los miembros disidentes de las FARC o los ex guerrilleros que se negaron a participar en el proceso de paz y en efecto se convirtieron en criminales armados.

 

El reclamo del ex presidente ha sido repetidamente reprendido por los análisis del proceso de paz llevado a cabo por los ministerios del gobierno y la ONU.

 

La presidencia

 

El miércoles, menos de un año después del inicio del proceso de paz, las FARC publicaron su lista de candidatos para la presidencia y el Congreso.

 

Su candidato presidencial, Rodrigo Londoño, anteriormente conocido por su nombre de guerra, “Timochenko”, fue el comandante en jefe del grupo rebelde desde 2011-2016.

 

Su compañera de fórmula para la vicepresidencia, Imelda Daza, es una socialdemocrata que vive en el exilio en Suecia desde la década de 1990.

 

Actualmente, Londoño enfrenta cargos penales como homicidio, secuestro y reclutamiento forzado de menores que ascienden a 448 años de prisión. En los Estados Unidos, Londoño es considerado un narcotraficante buscado y jefe de una Organización Terrorista Extranjera designada.

 

Las posibilidades de que Londoño gane las elecciones son escasas ya que la mayoría de los colombianos desaprueban al hombre que fue el terrorista más buscado del país hasta el año pasado.

 

En 2016, las FARC dijeron que no participarían en las elecciones de 2018, sino que respaldarían a un candidato principal que garantizaría el éxito de un proceso de paz en curso.

 

Criminales de guerra en la oficina elegida

 

Todos los miembros del antiguo grupo rebelde son elegibles para participar en política, incluso aquellos que confiesan haber cometido crímenes de guerra, de acuerdo con el Acuerdo de Paz Final.

 

Para las FARC, la participación política de sus miembros siempre ha sido una gran demanda, que el gobierno ha mantenido ampliamente.

 

Incluso después de que el gobierno tuvo que modificar el acuerdo de paz tras el plebiscito fallido en octubre de 2016, la participación política de todos los miembros de las FARC siguió siendo un punto no negociable.

 

El acuerdo no es la primera vez que un gobierno otorga participación política a ex rebeldes. Gran Bretaña e Irlanda lo acordaron con miembros del IRA, y El Salvador, Guatemala y otros países han hecho acuerdos similares.

 

Para participar en la política, los miembros de las FARC acusados ​​de crímenes de guerra deben participar en el nuevo sistema judicial de transición diseñado por el acuerdo de paz.

 

En ese sistema, los principales líderes de las FARC pueden recibir castigos reducidos, como el confinamiento en un área comunitaria por un período de hasta siete años, si hacen contribuciones completas a “la verdad, las reparaciones [a las víctimas] y los [acuerdos de] no reaparición.”

 

Eso significa que los líderes de las FARC podrían confesar haber cometido crímenes de guerra mientras hacían campaña o tenían puestos electos.

 

También significa que pueden llevar a cabo sus oraciones reducidas mientras ocupan un puesto elegido.

 

De acuerdo con el Acuerdo Final de Paz, “la imposición de cualquier sanción” en el sistema judicial especial no puede “obstaculizar legalmente a una persona de la participación política o limitar el ejercicio de cualquier derecho … a la participación política”.

 

En este momento, el Congreso de Colombia está debatiendo un proyecto de ley para implementar ese sistema judicial, y algunos legisladores quieren imponer una norma que establezca que los miembros de las FARC no pueden participar en política hasta que completen los requisitos y los castigos impuestos por el tribunal especial.

 

Tal norma, aunque se alejaría del lenguaje del acuerdo de paz, podría satisfacer a muchos colombianos que no les gusta la idea de que los líderes de las FARC actúen en política mientras participan en el sistema judicial especial.

 

El Congreso

 

Además de incluir a Rodrigo Londoño como su candidato presidencial para las elecciones de 2018, las FARC también enumeró a 11 candidatos para el Congreso.

 

El partido político del antiguo grupo rebelde tiene que participar en elecciones normales como todos los demás partidos, pero tendrán garantías especiales en el Congreso si pierden.

 

Por ejemplo, si las FARC solo ganan las elecciones para un escaño en la Cámara, se agregarán cuatro escaños adicionales a la Cámara y se entregarán a los representantes de las FARC, lo que hará un total de cinco escaños ocupados por el nuevo partido político.

 

Por otro lado, si las FARC ganan elecciones para cinco o más escaños en la Cámara, entonces no se agregarán asientos adicionales a la Cámara porque la fiesta ya habrá alcanzado su mínimo de cinco escaños.

 

El mínimo de cinco asientos para las FARC en la Cámara de Representantes y el Senado solo se aplicará durante dos períodos electorales, que durarán hasta 2026.

 

Este próximo año, la campaña del Congreso de las FARC estará dirigida por Luciano Marín(nombre de guerra ” Iván Márquez “), un ex comandante del grupo rebelde que fue elegido para la Cámara de Representantes en 1985 en la provincia de Caquetá .

 

Aunque el partido político FARC tiene una tasa de desaprobación del 79% de acuerdo con una encuesta Gallup de octubre de 2017 , el partido mantiene una tasa de aprobación más alta y una tasa de desaprobación más baja que los “partidos políticos en general” de Colombia.

 

La tasa de aprobación de las FARC está solo a nueve puntos del presidente Santos, y solo un punto por detrás de la de Trump.

 

Los candidatos al Congreso

 

Luciano Marin , alias “Iván Márquez” (Senado)

 

Miembro de la Juventud Comunista. Representó a Caqueta en la Cámara como parte del partido Unión Patriótica (UP) en la década de 1980. Tomó las armas con las FARC durante el genocidio político de la UP. Fue miembro del Secretariado de las FARC y actuó como el principal negociador de paz del grupo rebelde en La Habana.

 

Jorge Torres, alias “Pablo Catatumbo” (Senado)

 

Miembro de la Juventud Comunista. Fue guerrillero del grupo rebelde M-19 antes de reunirse con miembros de las FARC en Moscú. Se convirtió en miembro de la secretaría de las FARC en 2008. Fue el miembro que inició los diálogos de paz con el gobierno.

 

Julian Antonio Lozada , alias Carlos Antonio Lozada (Senado)

 

Miembro de las FARC por 39 años. Jefe de comunicaciones del grupo rebelde y participante en las negociaciones de paz en La Habana.

 

Victoria Sandino (Senado)

 

Se unió a las FARC en 2000, durante las fallidas conversaciones de paz en Caguán. Guió las negociaciones de paz relacionadas con el género en La Habana.

 

Criselda Lobo , alias Sandra Ramirez (Senado)

 

Fue socio del ex comandante de las FARC Manuel Marulanda durante 24 años. Ha tenido un papel en todos los intentos de negociación de paz de las FARC.

 

Benkos Bioho (Senado)

 

Fue comandante de las FARC en la provincia de Chocó y participó en las negociaciones de paz en La Habana.

 

Byron Yepes (Cámara de Representantes)

 

Fue el hombre de confianza del ex comandante de las FARC “Mono Jojoy”.

 

Olmedo Ruiz (Cámara de Representantes)

Fue comandante del 36º Frente de las FARC. Inició un proyecto piloto de desminado en Briceño, Antioquia como parte del proceso de paz.

 

Luis Alban , alias Marco Leon Calarca (Cámara de Representantes)

 

Portavoz de las FARC en México entre 1993 y 2002. Participó en las negociaciones de paz en La Habana.

 

Seuxis Hernandez , alias Jesus Santrich (Cámara de Representantes)

 

Fue miembro del alto consejo de las FARC y comandante del Bloque Caribe.

 

Reinaldo Cala , alias Jairo Quintero (Cámara de Representantes)

 

Fue miembro del Bloque Magdalena Medio de las FARC .

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Menu Title