El alemán Frank Reimschneider golpeo muy fuerte a una pareja en Bogotá

El alemán Frank Reimschneider irrumpió el viernes por la noche en un apartamento en el piso alto del recién construido complejo BD Bacatá en el centro de Bogotá, atacando al ciudadano estadounidense de 38 años Winston Waikiki y su esposa colombiana de 21 años, Erika.


Winston y Erika estaban dentro de su departamento preparando una cena para un amigo cuando, a las 6:50 pm, un completo desconocido entró por la puerta con una acompañante, que bloqueó la entrada del apartamento asegurándose de que la pareja no pudiera escapar. Reimschneider comenzó a golpear a la pareja, pegándoles violentamente varias veces en la cara y en el pecho.


“Cuando comenzó a golpearnos, traté de alcanzar el teléfono para llamar a la seguridad de la planta baja, pero cada vez que alcanzaba el teléfono, me golpeaba en la cara o trataba de quitarme el teléfono de la mano”, dijo Waikiki en una entrevista con The City Paper. “Eventualmente, mi esposa y yo logramos emparejarlo de adelante y de atrás”.


En un ataque que duró varios minutos, Erika fue empujada contra una pared, causándole heridas en el cuello y los brazos. A Winston lo patearon varias veces en el costado y lo cortaron cuando lo empujaron al piso. “Cuando él me golpeó, me caí, y de alguna manera pude salir y pedir ayuda […] a otras personas en el edificio que estaban mirando hacia abajo para ver qué estaba pasando”, recuerda Waikiki.


Waikiki logró llegar a la planta baja para pedir ayuda. Las cámaras CCTV del edificio ubicaron al agresor en el piso 14 donde se alojaba en el alquiler 1412.
Después de recibir una llamada del personal de seguridad del edificio, dos policías llegaron a BD Bacatá y tomaron Reimschneider bajo custodia. Según la pareja, el atacante había estado “gritando en alemán y apestando a alcohol” durante el ataque.


Erika y Winston fueron atendidos el sábado por lesiones sufridas durante el incidente. La pareja había estado viviendo en Bogotá durante un año en su departamento.


“Este fue el momento más aterrador de mi vida y nunca había sucedido algo así, especialmente en un edificio que supusimos agradable y seguro”, dijo Waikiki.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Menu Title