ActualidadArtículos de opiniónJudicialNacionPoliticaSeguridad

Desenterrar la verdad judicial de cómo el narcotráfico compró secciones enteras de la Fiscalía y mandos del Ejército y la Policía, pidió presidente Petro

Al presentar la nueva política de drogas 2023 – 2033 en El Tambo, Cauca, el jefe de Estado dijo que se está tratando de dar un golpe a la Constitución por el “desespero del régimen corrupto”.

Bogotá, D.C., octubre 3 de 2023

Un llamado a “desenterrar la verdad enterrada por el régimen de corrupción” del narcotráfico, formuló el presidente Gustavo Petro durante su intervención en El Tambo, Cauca, en el acto de presentación de la Política Nacional de Drogas 2023 – 2033′ Sembrando vida desterramos el narcotráfico”.

El narcotráfico ha comprado secciones enteras de la Fiscalía”: Petro en el  anuncio de la nueva política de drogas

El mandatario se refirió de esta manera al “desespero” que tiene ese “régimen corrupto” de que surja la verdad de los últimos 50 años en la lucha contra las drogas, y para ello “trata de cerrar brutalmente este Gobierno, trata de dar el golpe contra la Constitución de Colombia. No es carreta, no es mentira, hay que estar listos”, afirmó.

El mandatario señaló que el narcotráfico “ha construido instrumentos armados” que llama de diferentes maneras para protegerse y que le sirven para cuidar cultivos, controlar a la población, evitar que se destruya ese negocio ilícito.

El Presidente agregó que “echar al campesino a la cárcel es una excusa para tapar la realidad de la podredumbre que hay en la política colombiana. Este gobierno no lo puede permitir”, afirmó.

Según el jefe de Estado, el narcotráfico “se ha comprado secciones enteras de la Fiscalía para no ser juzgados, y esa verdad tiene que aparecer”.

El narcotráfico, sentenció, “se ha comprado secciones enteras de dirigentes de la política colombiana, como yo mismo lo denuncié en el Congreso de la República. El narcotráfico se compró mandos del Ejército y de la Policía, y toda esa verdad tiene que aparecer”.

El mandatario señaló que, desde el Ejército y la Policía, desde el Congreso y desde la Justicia “luchan contra eso, y en ese camino muchos han muerto asesinados”.

Preguntó: “¿cómo llevar el Estado colombiano a la Constitución y a la paz, y no a un régimen de corrupción? Con la verdad, con la verdad judicial, y esa es la función de este Gobierno”, respondió.

Frente a esa intención de ocultar la verdad, el mandatario aseguró que ahora comprende por qué “tanta bronca” contra la Justicia Especial para la Paz.

“Yo no comprendí por qué me derrotaron en el Congreso de la República cuando un grupito de nosotros propuso en el proceso de paz con los paramilitares que ellos recibieran beneficios jurídicos a cambio de que dijeran la verdad”, explicó.

Recordó que en su momento se desató toda una tormenta contra la Corte Constitucional que le dio validez jurídica a esa tesis suya de que ningún paramilitar pudiera recibir beneficios jurídicos si no decía la verdad.

“Se los llevaron para los Estados Unidos de inmediato. Eso no es una ingenuidad, eso no pasó porque sí, eso no fue una anécdota más de la historia de Colombia lista para silenciarla rápido como tantas cosas han silenciado en Colombia para que el pueblo no se dé cuenta, para que no se sepa la verdad”, agregó el mandatario.

El Presidente aseguró que “entre más se oculta la verdad, más y más se fortalece el régimen de corrupción, y más y más el régimen de corrupción desata un genocidio sobre el pueblo colombiano. Nos matan”.

El mandatario concluyó que “la verdad tiene que aparecer” para que se sepa cómo el narcotráfico capturó secciones de la Fiscalía para protegerse y cómo hay una impunidad construida “no por ineficiencias administrativas sino premeditadamente construida para que los grandes capos que hay en Colombia sigan libres, para que los grandes contrabandistas que hay en Colombia sigan libres, mientras se llenan las cárceles hasta atascarse de gente humilde, campesina y de jóvenes, gritándoles a ellos que son los narcotraficantes, eso no puede seguir”, advirtió.

El mandatario dijo que su propósito es tener una economía campesina próspera que permita que los hijos de los campesinos puedan estudiar medicina, matemáticas o filosofía, pueda vestir mejor y que sus casas sean hermosas, “y que por las noches no tengan miedo de quién puede llegar a obligar a hacer tal o cual cosa porque tiene un fusil en el hombro”, consideró.