Dejaron en libertad a cuatro jóvenes señalados de vandalismo en marchas del paro nacional en Bucaramanga

En la tarde de este jueves, Nicolás Andrés Cadena, José Manuel Pabón Archila, Miguel Alejandro Plata Martínez y Brayan Armando Molano fueron dejados en libertad tras haber pasado 23 horas detenidos por parte de la policía de Bucaramanga, quienes los acusaban de cometer los delitos de terrorismo y porte y lanzamiento de sustancias peligrosas durante las marchas del 4 de diciembre.

La decisión se tomó luego de que el fiscal del caso determinara que en el caso de Nicolás Andrés Cadena, José Manuel Pabón Archila y Miguel Alejandro Plata Martínez, no habían pruebas suficientes en contra para realizar la audiencia. “A ellos deciden dejarlos en libertad por falta de pruebas y los sacan del Palacio de Justicia”, comentó Miguel Sánchez, abogado de los jóvenes y perteneciente al Equipo Jurídico Pueblos.

En el caso de Brayan Armando Molano, el joven acusado por el delito de fuga de preso, se determinó que a pesar de que Molano sí incumplió la medida de prisión domiciliaria para concentrarse en las marchas del miércoles, la captura por parte de la policía se efectuó de manera ilegal. “Él no estaba cometiendo ningún delito en flagrancia cuando lo capturaron, entonces le dieron 30 minutos para llegar a su casa y seguir cumpliendo la prisión domiciliaria pero se declaró ilegal la captura que efectuó la policía”, mencionó Sánchez.

Las detenciones se habrían dado en el marco de la jornada de marchas del 4 de diciembre (4D) del paro nacional en Bucaramanga, en el sector La Puerta del Sol. El Equipo Jurídico Pueblos, una organización de esta ciudad que lucha por divulgar y defender a las personas víctimas de crímenes del Estado, denunció la detención ilegal masiva por parte de varios integrantes del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) a por lo menos 36 personas que participaban en las movilizaciones.

Según Gloria Silva, integrante del Equipo Jurídico Pueblos, las marchas en el marco del paro nacional transcurrieron de manera pacífica hasta las 6 de la tarde. Sin embargo, “a esa hora, en el sector de La Puerta del Sol, comenzó un acto simbólico en memoria de las víctimas del Esmad y fue en ese momento cuando uniformados del Esmad lanzaron gases lacrimógenos y bombas aturdidoras para dispersar a los manifestantes”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *