Con taxímetro, Barranquilla implementará nuevo sistema inteligente en el transporte público

Hasta el próximo 19 de enero estará abierta la fase para la recepción de ofertas en el proceso licitatorio.

Controlar las tarifas, mejorar la experiencia y brindar seguridad son los pilares de la implementación del taxímetro en Barranquilla en 2023. La ciudad será pionera en el país en implementar un sistema inteligente de transporte que regule la operación de 17.000 taxis que circulan en su área metropolitana.

Con taxímetro, Barranquilla implementará sistema inteligente en transporte  público

No se trata de un sistema convencional como el que opera en ciudades como Bogotá o Medellín. Se trata de un software inteligente que garantizará la seguridad del pasajero a bordo, ofrecerá una tarifa justa y una flota de vehículos legalmente registrados y monitoreados, que harán del servicio una experiencia confortable para los ciudadanos.

Según las fechas estipuladas por el Área Metropolitana de Barranquilla, autoridad de transporte para los taxis y responsable del proceso, las ofertas se recibirán hasta el 19 de enero próximo, mientras que la adjudicación estaría prevista para el 7 de febrero, de no presentarse alguna solicitud para la extensión de los plazos establecidos en el cronograma.

De acuerdo con el director del AMB, Libardo García Guerrero, “este sistema es pionero en Colombia porque no es un taxímetro convencional que se pueda adulterar.  Barranquilla le apuesta a los sistemas inteligentes de transporte, para poner la tecnología al servicio de los usuarios del transporte público, en esta oportunidad a los usuarios del servicio de taxis, quienes con un sistema similar a SIBUS podrán recibir calidad del servicio, seguridad y tarifas justas”.

García explicó que este sistema inteligente de transporte busca mejorar la calidad del servicio con elementos como el monitoreo en tiempo real de la operación, tarificación justa con taxímetro inteligente no adulterable y que cumpla los reglamentos de la Superintendencia de Industria y Comercio, SIC, mejorando la seguridad ciudadana con botón de pánico, información del conductor y documentos del vehículo.

“En este caso, el apoyo de la autoridad, representada en el AMB, es clave para lograr confianza del usuario y del conductor en el sistema de tarificación y la tarifa cobrada, pero además es necesario agregar servicios de información que hoy son el mínimo esperado por un usuario, como la ruta al destino, el registro histórico y alternativas de pago”, agregó el funcionario.

El costo de la inversión del equipamiento a bordo, software, instalaciones, calibraciones, soporte, comunicaciones, mantenimiento, monitoreo, reposición de equipos a bordo, entre otros, serían asumidos por el concesionario que resulte seleccionado del proceso de licitación. El concesionario seleccionado deberá ejecutar el contrato en un plazo de 148 meses, previo cumplimiento de todos los requisitos establecidos por el AMB.

Menu Title