Con modernos laringoscopios enfrentarán la COVID-19 en Kennedy, Bosa y Fontibón

Con la llegada del COVID-19, los protocolos de bioseguridad para los servicios de salud cada vez son más rigurosos para poder realizar procedimientos seguros y acordes con la situación médica actual, así como para cuidar la salud de los profesionales y los pacientes.

Es por esto que la Subred Sur Occidente adquirió 15 videolaringoscopios de última generación, que permitirán mejorar la visualización de las estructuras de la laringe y la realización intubaciones endotraqueales de manera segura en pacientes COVID-19 y con vía aérea difícil, reduciendo el tiempo de exposición a los aerosoles y evitando en los usuarios lesiones asociadas a estos procedimientos.

Le puede interesar: Los retos del gobierno frente a la ola invernal

Los dispositivos serán utilizados en las Unidades de Cuidado Intensivo de los hospitales de Kennedy, Fontibón y Bosa, en donde se manejan pacientes contagiados de COVID-19.

“Estos dispositivos son de última generación, tienen conexión WiFi, toman fotos y video y son un gran aporte para salvar vidas en las Unidades de Cuidado Intensivo y para la capacitación y entrenamiento de estudiantes y personal asistencial”, explicó el doctor Andrés Almanza, Jefe de la Oficina de Gestión del Conocimiento de la subred.

Los recursos para esta inversión tecnológica estimada en $119’000.000 surgieron de convenios de contraprestación docencia – servicio. Con la dotación de estas herramientas, la Subred Suroccidente continúa fortaleciendo los servicios de salud, apostándole a procedimientos con altos estándares de calidad y a mejorando las garantías de bioseguridad y protección de los colaboradores asistenciales de la primera línea de atención.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *