Colombia dijo a las Naciones Unidas que el desarrollo económico del campo es su principal estrategia para frenar el tráfico de cocaína

Colombia dijo a las Naciones Unidas el martes que el desarrollo económico del campo es su principal estrategia para frenar la producción y el tráfico de cocaína.


El jefe de sustitución de cultivos del país sudamericano, Eduardo Díaz, compareció ante la Comisión de Estupefacientes (CND) de la ONU para informar al organismo internacional sobre los progresos realizados en sus esfuerzos de décadas para frenar el tráfico de drogas.


La ONU ha instado a desarrollar estrategias de sustitución de cultivos y desarrollo rural para frenar la producción de cocaína, que alcanzó niveles récord en 2017.


Desde mayo del año pasado, el gobierno colombiano ha estado trabajando en estrecha colaboración con la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD) en los esfuerzos por frenar el cultivo de coca, el ingrediente básico de la cocaína, a través del desarrollo rural.


Este es un cambio de política importante en comparación con años anteriores cuando el país priorizó la fumigación aérea y la erradicación forzada del cultivo ilícito.


La nueva estrategia es parte de un proceso de paz con las FARC, un grupo guerrillero ahora desmovilizado que controlaba gran parte de las regiones colombianas productoras de coca hasta el año pasado.


“Gracias al acuerdo de paz con las FARC, por primera vez en la historia de Colombia estamos llegando directamente a los lugares donde se cultivan los cultivos ilícitos”, dijo Díaz a la comisión.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *