Bolivia investiga muerte de 35 cóndores

Bolivia envió un grupo de expertos a la sureña provincia de Tarija para investigar luego de que 35 cóndores fueran encontrados muertos en los últimos días.

Las autoridades dicen que temen que los animales, 17 machos y 18 hembras, hayan muerto por envenenamiento.

El cóndor andino (Vultur gryphus) es una de las aves voladoras más grandes con una envergadura de hasta 3,2 m (10,5 pies).

En diciembre, su nivel de amenaza se elevó a “vulnerable” desde “casi amenazado”.

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza actualizó el estado del cóndor andino en su actualización anual de su Lista Roja, que evalúa las perspectivas de supervivencia de animales, hongos y plantas.

Los cóndores andinos son carroñeros y se alimentan principalmente de carroña, carne descompuesta de animales muertos, y el temor es que hayan comido cadáveres envenenados.

“Hay una cabra muerta en la zona y también han muerto tres perros, por lo que es probable que el veneno sea el culpable”, dijo la viceministra de Medio Ambiente, Magin Herrera.

El gobernador de Tarija, Adrián Herrera, dijo que los campesinos y lugareños convivían en armonía con los cóndores, dando a entender que no habrían envenenado a las aves a propósito.

Un equipo de ornitólogos, veterinarios y abogados investigará más a fondo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *