Bogotá y Cundinamarca suscriben convenio para Pagos de Servicios Ambientales

La Alcaldía de Bogotá y la Gobernación de Cundinamarca, firmaron este martes un acuerdo para la implementación de estrategias para impulsar la conservación ambiental rural y el uso sostenible del recurso hídrico en la Bogotá-Región, a través de los Pagos por Servicios Ambientales.

“El Pago por Servicios Ambientales es una manera, no solamente de proteger la naturaleza, sino de honrar a quienes la cuidan, y entender que ese es un trabajo que merece ser reconocido y recompensado económicamente. Nuestros campesinos y habitantes de la región no solo producen comida, sino que además aportan en la conservación”, explicó la alcaldesa de Bogotá, Claudia López.

Bogotá y Cundinamarca suscriben convenio para pagos por Servicios Ambientales - Extrategia Medios

El acuerdo consiste en la articulación regional para conservar y restaurar áreas de importancia ecológica, a través de esquemas de Pagos por Servicios Ambientales (PSA). Esta estrategia tendrá una inversión de más de 3.600 millones de pesos.

Los desafíos ambientales que enfrenta Bogotá – Región requieren del compromiso y la voluntad de los gobiernos distrital y departamental para tomar medidas y acciones que permitan la conservación de áreas ambientalmente estratégicas para el suministro de agua en Bogotá, especialmente en zonas influencia del Páramo de Chingaza y el Embalse de Tominé.

“Hoy queremos dar gracias por la generosidad. Este es el primer convenio en Pagos por Servicios Ambientales, y hoy, históricamente Bogotá – Cundinamarca suscriben el primer convenio de 3.661 millones, donde quien más coloca recursos es Bogotá”, destacó Nidia Riaño, secretaria de Ambiente de Cundinamarca.

El convenio lo ejecutarán la Secretaría del Ambiente y la Gobernación de Cundinamarca, y estará apoyado por un operador para cubrir cerca de 1.300 hectáreas en las que se implementarán acuerdos voluntarios individuales y colectivos de conservación.

Este programa iniciará en 2023 y se priorizarán áreas de importancia estratégica hídrica en la región.

“Bogotá seguirá mejorando con la implementación de los Pagos por Servicios Ambientales. Este acuerdo representa el sentir y el trabajo decidido de la Administración por conservar los espacios estratégicos que garanticen los servicios ecosistémicos que tanto necesitamos”, dijo la secretaria de Ambiente, Carolina Urrutia.

“Los equipos de la Gobernación y de la Alcaldía están haciendo un trabajo robusto y técnico para conservar estos espacios y darle a la ciudad la seguridad hídrica que se requiere para enfrentar la crisis climática”, agregó la funcionaria.

El 75% del territorio de Bogotá es rural, por eso la estrategia de Pagos por Servicios Ambientales es fundamental para el reverdecer de la ciudad, conservar el ambiente, la vida, los ecosistemas y enfrentar la crisis climática.

¿Qué son los incentivos a la conservación ambiental rural?

Los Pagos por Servicios Ambientales (PSA) son incentivos económicos en dinero o especie, creados por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, para promover la preservación y restauración de ecosistemas estratégicos del país. Se otorgan mediante acuerdos voluntarios entre la autoridad ambiental y propietarios, poseedores y ocupantes de predios en áreas y ecosistemas.

¿Qué ha realizado el Distrito?

Además de lo contemplado en el convenio suscrito este martes, en Bogotá —así como en Cundinamarca— ya se han suscrito acuerdos para Pagos por Servicios Ambientales. Estos se concentran áreas de importancia para el abastecimiento hídrico del Distrito.

A la fecha, la administración de la alcaldesa Claudia López ha firmado cinco acuerdos para Pagos por Servicios Ambientales con comunidades de la localidad de Usme, los cuales suman 253 hectáreas. El objetivo es llegar a 1.000 hectáreas en Bogotá bajo este esquema para finales de 2023.

Con esta estrategia, la Alcaldía de Bogotá impulsa la conservación, protección y fortalecimiento de ecosistemas como los Cerros Orientales, páramos de Sumapaz y Chingaza, Entrenubes, Cerro Seco, las rondas de los ríos Tunjuelo, Fucha, Bogotá, la reserva Thomas van der Hammen, entre otros.

Además, este programa busca, a través de los incentivos, mejorar la calidad de las áreas rurales y sus comunidades. El pago que se ha dado en los acuerdos firmados en 2021 tiene un valor máximo de $1.680.000 por hectárea al año y estará sujeto al cumplimiento de las acciones acordadas. El valor del pago se ajusta anualmente con base en el Índice de Precios al Consumidor.

Gobernación de Cundinamarca avanza en la implementación de PSA

La Gobernación de Cundinamarca ha venido implementando el programa de incentivos a la conservación – PSA desde 2014, mediante alianzas con autoridades ambientales y entidades públicas y privadas, que sumaron esfuerzos para trabajar por el agua disponible y limpia para las comunidades cundinamarquesas, convirtiéndose en el pionero en el país en desarrollar esta iniciativa con recursos públicos. Actualmente, se mantienen en conservación aproximadamente 3.900 hectáreas en 31 municipios.

Durante el último año, se han concertado 28 acuerdos colectivos, que beneficiarán a 631 familias que corresponden a 33.020 campesinos y 631 predios, para un total de 2.997,77 hectáreas localizadas en Cogua, Tabio, Tausa, Zipaquirá, Arbeláez, El Colegio, el Peñón, Fusagasugá, Guaduas, La Calera, Nimaima, Pulí, San Bernardo, San Juan de Rioseco, Sesquilé, Silvania, Tena, Tenjo, Villapinzón, Chocontá, entre otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Menu Title