(VÍDEO) La minería esta matando nuestros ríos en 15 departamentos

La Defensoria del Pueblo después de haber realizado una visita por distintas zonas del país entrego un devastador reporte que demuestra que la minería esta acabando con varios de nuestros ríos. ¨Montañas de desastre¨ es el termino con el que esta entidad definió la magnitud de esta situación.

Carlos Negret, el defensor del pueblo que envió este reporte definió el problema como una catastrofe, luego de visitar la zona de Mercaderes en Cauca, en donde la minería principalmente ilegal está secando ríos y matando la vegetación debido a los químicos que se utilizan para explotar el oro.

“Este es el río Sambingo, que como ven, está totalmente contaminado por la minería ilegal […] esto no puede volver a ocurrir, y pese a que hemos advertido esto nuevamente en el río Hatoviejo, en el corregimiento de Curacas (Mercaderes), está empezando una extracción ilegal de oro como esta”,

Esta es una de las declaraciones de Negret hechas en un vídeo compartido por la Defensoría del Pueblo, quien además advirtió que de continuar con esta situación y si las autoridades competentes no actúan, entre ellas la Fuerza Pública y el Ministerio de Ambiente, en unos meses “nos vamos a encontrar con lagunas como estas, que es donde trabajan el oro, y nos quedan estas montañas de desastre que no merecen nuestros hijos.

La alerta de Negret  mostró varias imágenes de cómo la minería ilegal está contaminando las fuentes hídricas en, según la entidad, 15 departamentos del país. Las zonas con mayor riesgo están cerca de los ríos Nechí y Cauca, en Antioquia; los ríos Atrato y San Juan, en Chocó; en el río Ovejas y en por lo menos 20 fuentes más del Cauca hay contaminación.

La denuncía de Negret no ha sido la única, pues en ocasiones pasadas la misma comunidad habitante de municipios apartados de departamentos como Bolívar, Córdoba y Nariño han realizado denuncias al estado de contaminación contra fuentes hídricas y reservas naturales por parte de minería tanto legal como ilegal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *