Un presunto ataque del ELN en el suroeste de Colombia

Un presunto ataque del ELN en el suroeste de Colombia dejó a más de un cuarto de millón de personas sin electricidad el miércoles después de que derribaron una torre eléctrica.

Los testigos dicen que oyeron una fuerte explosión antes de que se apagaran las luces en Ricaurte, un pueblo cercano a la frontera con Ecuador.

El corte de energía se extendió a lo largo de la provincia hasta la ciudad costera de Tumaco.

El comandante de las fuerzas armadas de Colombia, el general Alberto Mejía, confirmó a Blu Radio que el ELN estaba detrás del ataque.

“Este es un lugar donde el Frente de Comuneros del Sur del ELN comete crímenes”, dijo Mejía.

El comandante militar descartó la posibilidad de que el ataque haya sido realizado por guerrilleros disidentes de las FARC que también están activos en la zona.

Esta no es la primera vez que grupos armados atacan el sistema de energía eléctrica de la región.

Las torres eléctricas en Tumaco han sido atacadas en marzo y abril de este año.

El gobernador de Nariño, Camilo Romero, pidió que los ataques se detengan y cuestionó la efectividad de los supuestos éxitos del gobierno nacional en los esfuerzos por hacer las paces con las guerrillas marxistas.

“El conflicto armado continúa en Nariño. La paz no existe “, dijo el líder.

Los esfuerzos de paz con el mayor grupo guerrillero activo de Colombia, el ELN, se estancaron esta semana después de que Ecuador se retiró como anfitrión de las negociaciones de paz.

Esto ocurre en un momento en que un proceso de paz con guerrilleros de las FARC corre el riesgo de colapsar en medio de importantes fallas estatales para ejecutar un acuerdo de paz en 2016 y las afirmaciones de Estados Unidos de que el ideólogo de las guerrillas estuvo involucrado en el tráfico de drogas.

El ELN ha orquestado varios ataques contra las fuerzas gubernamentales este año y actualmente está en guerra con otro grupo disidente guerrillero en el noroeste de Colombia.

También estallaron enfrentamientos con facciones paramilitares rivales en el norte del país.

El presidente Juan Manuel Santos, que ganó el Premio Nobel de la Paz por sus esfuerzos para poner fin al conflicto armado en 2016, ha estado bajo presión en Colombia y en el exterior por sus fracasos para llevar efectivamente la paz al país que ha visto conflictos armados desde la década de 1960.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *