Tottenham con la heroica y eliminó al Ajax en la Liga de Campeones

El fútbol premia los procesos. Este miércoles, por la semifinal de Champions, Tottenham venció 3-2 al Ajax y consiguió por primera vez en sus 136 años de historia disputar una final de Liga de Campeones. Un triplete del brasileño Lucas Moura puso al conjunto inglés en la gran final que se definirá en el estadio Wanda Metropolitano de Madrid ante Liverpool el próximo 1 de junio.

Desde 2008 una final de Champions no recibía a dos equipos del mismo país. En esa ocasión, Chelsea y Manchester United definieron el título en Moscú. Once años después, el Wanda Metropolitano, la casa del Atlético de Madrid, recibirá a Liverpool, que eliminó de forma épica al Barcelona, y al Tottenham del colombiano Dávinson Sánchez, quien se perdió el partido por lesión.

Después de la derrota 1 a 0 sufrida por el Tottenham en la ida en Londres, el Ajax se adelantó 2-0 en la primera parte de la vuelta, con tantos de Mattijs De Light (minuto cinco) y del internacional marroquí Hakim Ziyech (36′), pero el brasileño Lucas Moura permitió luego la gran hazaña con un triplete (55′, 59′, 98′) para poner la historia a favor de los dirigidos por el argentino Mauricio Pochettino.

Un capítulo especial tendrá la final del Madrid en el banco. Ni Pochettino, ni Jürgen Klopp han sido campeones y ambos han hecho de sus equipos un reflejo de su carácter, de la entrega en cada pelota y de anteponer una idea clara de fútbol, antes que el dinero y los grandes fichajes.

Esta Champions, con la eliminación del Real Madrid, el PSG, y los últimos adioses de Manchester City y Barcelona, ha sido un cachetadon al fútbol de los millones. De los equipos amparados por jeques con grandes caudales de dinero. Ajax, dirigido por el holandés Erik ten Hag, demostró que creer en las divisiones menores es la mejor manera para combatir los grandes presupuestos. Seguramente este Ajax, con jóvenes figuras como Frenkie de Jong, Matthijs de Ligt y Donny van de Beek, entre otros, pasará a la historia y quedará en la retina de los aficionados. Tal cual como lo hizo la naranja mecánica.

El Ajax se quedó a las puertas de volver a una final europea por primera vez desde 23 años, pero el Tottenham gozará y podrá pelear la gloria por primera vez en el Wanda Metropolitano de Madrid.

La fiesta para el fútbol inglés puede ser completa si Arsenal y Chelsea se clasifican este jueves a la final de la Europa League, logrando un año histórico para la Premier League en finales europeas.

El fútbol, una vez más, cumple aquello de ser la dinámica de lo impensado. El martes, en Anfield, Liverpool consiguió darle vuelta al marcador y eliminar al Barcelona. Mientras tanto, Tottenham se repuso a la derrota en casa y fue a Holanda en busca de un sueño que tuvo el mejor de los finales. Spurs contra Reds. Klopp frente a Pochettino. Una final en la que por tercera vez, un colombiano, Dávinson, tendrá la oportunidad de levantar la tan codiciada orejona. Iván Ramiro Córdoba la ganó con el Inter de Milán en 2010 y James Rodríguez en 2016 y 2017 con el Real Madrid.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *