Se han desenterrado cuatro fosas comunes en Ruanda

Se han desenterrado cuatro fosas comunes en Ruanda, que se cree datan del genocidio de 1994.

Los sitios se encontraron en el distrito de Gasabo, en las afueras de la capital, Kigali, y se han exhumado unos 200 cuerpos.

Alrededor de 3.000 personas del área desaparecieron durante las masacres, y la población local cree que las tumbas pueden contener todos sus cuerpos.

Unas 800,000 personas -tutos tutsis y hutus moderados- fueron asesinados en 100 días por milicianos hutus.

Las tumbas fueron descubiertas dos semanas después de que se llevaran a cabo conmemoraciones para señalar el comienzo de los asesinatos.

Los voluntarios encabezan la búsqueda después de que una mujer le informara sobre la ubicación de las tumbas, y afirma haber visto cuerpos arrojados allí.

Las casas tenían que ser destruidas para poder llegar a las tumbas, que estaban ubicadas debajo.
“El ejercicio está en curso ya que hemos identificado cuatro fosas comunes”, dijo Théogene Kabagambire, un funcionario de la organización humanitaria de genocidio Ibuka, a News Day, un periódico de Ruanda.

Muchos de los perpetradores del genocidio han sido liberados de prisión después de haber completado sus sentencias.

El corresponsal de seguridad de BBC África, Tomi Oladipo, dice que el descubrimiento generó preguntas en los medios locales sobre por qué las personas que conocían estos sitios se han rehusado a revelar sus ubicaciones.

Kabagambire dice que todavía están buscando una quinta tumba, y agrega que algunos convictos de genocidio “están haciendo poco por revelar el paradero de nuestros seres queridos”.

Los familiares de las víctimas del genocidio han estado recorriendo los sitios en busca de los restos de sus seres queridos.

“Tengo información de que mis padres fueron asesinados y arrojados a una de [las] ​​fosas comunes aquí y llegué con la esperanza de poder identificar la ropa que llevaban puesta cuando se fueron”, dijo Isabelle Uwimana, una de las sobrevivientes, al News Day. .

“Deseo estar seguro de que están aquí para darles un entierro digno”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *