Se declaró estado de emergencia en Australia por devastadores incendios

 

Las autoridades de Australia han declarado el estado de emergencia en varias zonas del este del país por los incendios forestales activos desde la semana pasada y que desde este martes afectan a la periferia de Sídney.

Al menos tres personas han muerto y unas cien han resultado heridas, entre ellos 20 bomberos, por los fuegos que también han calcinado unos 200 edificios.

El Servicio Rural de Bomberos indicó este martes que permanecen activos 85 focos, más de la mitad fuera de control y al menos 14 de ellos en nivel de emergencia.

Las temperaturas en Australia alcanzan los 40º C y se esperan vientos de hasta 60 km/h el martes en la costa este. Según expertos, se trata de la peor combinación que se haya registrado de estos tres elementos, muy favorables a los incendios forestales. Los vientos que soplan de oeste a este y la intensa sequía que afecta a la vegetación podrían propagar los fuegos hacia las viviendas del litoral.

Entretanto, unos 3.000 efectivos combaten las llamas en una jornada con condiciones “catastróficas”. “El comportamiento de las llamas en el frente de los incendios forestales está siendo fortalecido por los vientos cálidos y secos”, apuntó el comisionado del Servicio Rural de Bomberos, Shane Fitzsimmons, al alertar de que las peores condiciones se esperan en la tarde-noche.

La población de Johns River, a unos 275 kilómetros al norte de Sídney, se asienta sobre una de las zonas más afectadas por los incendios y donde una mujer murió víctima de las llamas.

Allí vive la española Ana Martín, desde cuya propiedad rural situada en un terreno elevado pudo observar el viernes el recorrido del fuego e ir alertando a sus vecinos. “Ves como avanza (las llamas) y ves a los bomberos intentando controlarlas, pero (el fuego) se va escapando”, rememora a Efe la española, natural de Bilbao.

En el barrio de South Turramurra a 14 kilómetros al norte de Sídney, la principal urbe del país, se han declarado dos focos y otras partes de la ciudad permanecen bajo alerta a raíz de la proximidad de algunos incendios forestales. Según la AFP En la ciudad de Hillville, también al norte de Sídney, un incendió arrasó una superficie del tamaño de unos 250.000 estadios de fútbol.

El comisionado del Servicio Rural de Bomberos advirtió de la “dificultad de controlar los fuegos” y conminó a la gente en zonas de riesgo a “dejar sus casas ahora” y acudir a los centros de evacuados antes de que la situación empeore.

Miles de personas han abandonado sus hogares en respuesta a esta recomendación y más de 600 colegios permanecieron cerrados durante la presente jornada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *