Se aprobó el polémico artículo que habilita recursos de educación para pagar fallos contra el Estado

A poco para terminar la discusión del Presupuesto General de la Nación 2020, en la plenaria de la Cámara de Representantes, el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, corrió en la noche del miércoles desde el recinto del Senado de la República hacia el Salón Elíptico para hacer una petición puntual: que se reabriera la discusión del artículo 44 de dicho proyecto y se aprobara tal y como venía en la ponencia.

“El tema del artículo 44 hace referencia a los pagos que deben hacer los contribuyentes o las universidades por cuestiones de sentencias. Aquí se discutió y se rechazó. En Senado se discutió y fue aprobado. Entonces, tenemos ese problema de diferencias (…) La propuesta: que se acepte como está. El Gobierno estudiará la manera de corregir y expresar mejor la voluntad que tiene la Cámara”, dijo Carrasquilla.

La solicitud alteró a la oposición y a varios congresistas que, con anterioridad, habían votado por la eliminación de dicho artículo porque, en pocas palabras, habilita dineros de la educación pública para pagar condenas en contra de la Nación. “En virtud de la autonomía consagrada en el artículo 69 de la Constitución Política, las universidades estatales pagarán las sentencias o fallos proferidos en contra de la Nación con los recursos asignados por parte de esta, en cumplimiento del artículo 86 de la Ley 30 de 1992”, reza el texto.

Carrasquilla intentó explicar que no era un asunto nuevo y que dicha figura ya había sido incluida en anteriores leyes de presupuesto. “Se ha buscado que las universidades sujetas a demandas se protejan mejor, que tengan equipos jurídicos que no dejen vencer los términos. El artículo no es nuevo, no es algo inaudito, ha hecho parte de una larga tradición”, expresó el jefe de la cartera de Hacienda.

De hecho, hubo una conversación durante la intervención de Carrasquilla que generó suspicacias en el recinto.

—Ministro, es que el viceministro dijo que ustedes lo objetaban. Esa es la propuesta que quiere escuchar la plenaria— le ilustró el representante Carlos Cuenca, presidente de la Cámara, a Carrasquilla.

—¿Qué lo objetaba? — respondió Carrasquilla, evidentemente sorprendido. Sin embargo, siguió con el discurso. —Al ser incorporado el artículo, a lo que estamos comprometiéndonos es a proceder con una objeción del artículo— finalizó.

El viceministro que, según varios congresistas, hizo el compromiso de objetar el artículo una vez aprobado fue Juan Alberto Londoño y detrás de todo eso había un interés adicional: ese artículo era el único, de acuerdo con el mismo funcionario, que difería de lo aprobado por Senado. Es decir, así se evitaba una conciliación.

Por esa razón, la petición era reabrir y aprobar tal como venía en la ponencia. “El Gobierno puede revisar, en otro instrumento, cómo miramos el tema de las sentencias de las universidades, pero no le neguemos al país $ 7 billones de pesos en inversión que cada uno de ustedes trabajó, (cuando pidieron) que aumentáramos el presupuesto de inversión de $ 40 billones a $ 47 billones, con un billón y medio más para educación superior”, dijo Londoño.

Algunos manifestaron la inconveniencia de aprobar la solicitud del Gobierno. “¿Qué va a pasar si aprobamos este artículo en el marco del diálogo entre el Gobierno y el movimiento estudiantil? Aprobar ese artículo es echarle un fósforo a un tanque lleno de gasolina, es poner en aprietos al presidente y a la ministra de Educación en su diálogo con los estudiantes”, ripostó el representante José Daniel López, de Cambio Radical.

Y siguieron varios más de la oposición. “Hemos acompañado los acuerdos de estudiantes, profesores y rectores. Si se reabre este artículo 44, se falta a esos acuerdos, es apagar un incendio con gasolina. Me parece completamente grave y que no vaya a decir el ministro que es que van a considerar objetar este artículo, porque no les creemos, es imposible creer cuando se ha faltado tanto a la palabra de parte del gobierno en cabeza del presidente y sus ministros”, dijo por su parte el representante León Fredy Muñoz, de la Alianza Verde.

El representante Carlos Carreño, de FARC, también participó: “Más de 100 representantes votamos por impedir que con este artículo se le dé un tiro de gracia a la educación superior en nuestro país. Aquí hay una intencionalidad de acabar con la educación pública. Miles de estudiantes vienen reclamando sensatez por parte del Gobierno Nacional. No puede el Gobierno seguir insistiendo en acabar con la única posibilidad de los sectores populares de acceder a la educación superior”.

También intervino el representante Jorge Gómez, del Polo Democrático: “Lo que acaba de pasar me da vergüenza ajena. El viceministro casi que pone las manos en la candela diciendo que él y el Gobierno se comprometían a que después arreglaban el asunto objetando o presentando un nuevo proyecto”.

Culminadas las intervenciones, se abrió el registro y la plenaria, con una votación de 70 contra 49, dio vía libre para que el artículo 44 se pusiera nuevamente en consideración de los congresistas. El representante del Polo, Germán Navas Talero, manifestó su inconformidad. “A nombre del Polo, mantenemos nuestro voto. No lo vamos a cambiar, no es muy ético sin que haya una causa justa, esas posiciones se cambian por mermelada. No creo en la palabra del Gobierno, no creo en Carrasquilla”, expresó Nava. Finalmente, con una votación de 64 votos a favor y 49 en contra, el polémico artículo fue aprobado y, posteriormente, la plenaria de la Cámara le abrió el camino al Presupuesto General de la Nación de 2020.

Le puede interesar: [VIDEO] Imprudencia de conductora dejó un persona herida en Medellín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *