Rodolfo Hernández ya será más el alcalde de Bucaramanga

 

 

Desde la noche de este miércoles, Rodolfo Hernández ya no es oficialmente el alcalde de Bucaramanga. El gobernador de Santander, Didier Tavera, le aceptó la renuncia que presentó el lunes pasado, luego de que la Procuraduría lo sancionara con una suspensión de tres meses de su cargo, dentro de una investigación disciplinaria por presunta participación en política. Desde una clínica, donde tuvo que ser trasladado por quebrantos de salud, el burgomaestre anunció su retiro del cargo y aseguró que era víctima de una persecución judicial.

“Ha vulnerado mis derechos políticos al proferir otra suspensión del ejercicio de mis funciones como alcalde de los ciudadanos por el término de tres meses, por cumplir con mi deber de advertir a la ciudadanía sobre la vergonzosa compra de votos que se está llevando a cabo en nuestra ciudad”, decía la carta que, inicialmente, Hernández le envió a Tavera, en la que habló también de su lucha contra la corrupción y de las talanqueras de las autoridades.

Sin embargo, dicha misiva no fue considerada como su renuncia oficial, pues en ella no expresaba en firme su decisión de renunciar sino que hablaba de “apartarse” del cargo para enfrentar el proceso disciplinario ante el Ministerio Público. Por eso, sus abogados tuvieron que radicar ante la Gobernación una nueva carta, que ahora sí fue aceptada.

Por el momento, la secretaria de Gobierno de la ciudad, Alba Azucena Navarro, fue designada por el gobernador Tavera como alcaldesa encargada. Y se hará una solicitud formal al grupo político que inscribió a Hernández para las elecciones de 2015, el cual deberá enviar una terna para escoger  reemplazo en estos tres meses y medio que le quedaban para terminar su período.

 “La doctora Navarro se ha desempeñado en múltiples ocasiones como alcaldesa encargada durante la gestión del Ing. Rodolfo Hernández y mantendrá la administración municipal en plena marcha, en cumplimiento de los propósitos del Plan de Desarrollo Municipal y en defensa de los principios de la gestión”, informó la Gobernación en un comunicado.

Otra de las implicaciones que tiene la decisión de la Gobernación de aceptar la renuncia de Hernández tiene que ver frente al fallo del Juzgado Cuarto de Familia, que ordenó su arresto por cinco días por desacato a una tutela en un pleito con una de las organizaciones sindicales de la administración de Bucaramanga. Siendo así, la orden de arresto no queda en firme.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *