Perros potencialmente peligrosos: o mueren de abandono o de estrés.

Esta es una de las mayores controversias que se ha generado con el nuevo código de policía ya que hasta el momento la ley de tenencia de perros no se encuentra reglamentada.

Una de las formas que encuentra un gobierno para que su pueblo pueda ser sostenible ante la sociedad es la reglamentación de leyes que le dicen a un ciudadano que no debe hacer y que puede pasar si hace algo que puede afectarlo no solo a él, sino a la comunidad en general.

En los últimos años se ha visto que en los hogares colombianos se ha aumentado el número de mascotas, haciéndolos parte de su familia, sin importar condiciones o razas, pero la verdadera preocupación ha llegado cuando perros como los pitbulls empezaron a considerarse como peligrosos para convivir en espacios con personas, señalados de que su problema de agresividad viene en los genes y que no se puede cambiar. Algunos propietarios al ver el ataque a sus mascotas han salido innumerables veces a defender a sus mascotas, afirmando que son seres muy nobles y que todo depende de su crianza y de las condiciones en las que crecen y se desarrollan.

Ahora con el nuevo código de policía se ha instaurado una norma que especifica punto por punto cuáles son los requisitos para tener una mascota y darle un estilo de vida cómodo sin afectar a terceros y a su propio ambiente. No obstante, se agrega un punto sobre los perros potencialmente peligrosos, sobre su tenencia tanto en vía pública como dentro del hogar.

El nuevo código de policía en  el título Xlll capitulo IV habla sobre los ejemplares que son considerados peligrosos -hasta el momento hay identificadas 14 razas en esta categoría-, la responsabilidad del propietario o tenedor, el registro de las alcaldías locales donde reside el canino, el control en zonas comunes, los albergues para los perros abandonados, la cesión de propiedad, la prohibición de la importación y crianza de estos, las tasas de registro y los comportamientos que afectan la  tenencia de estos ejemplares.Estos son los puntos que debe tener en cuenta la persona que tiene un perro, o que desea obtenerlo, pues sumado a esto se debe tener en cuenta que si su animal hace parte de la lista de ejemplares potencialmente peligrosos, tendrá que plantearse la adquisición de una póliza que cubra los daños en caso de que el animal ataque a un tercero.

Hasta el momento muchas aseguradoras venden la póliza, donde se estipula un monto de aseguramiento a la mascota en caso de ataque a persona o bienes, que van desde los 50 millones de pesos hasta los 1000 millones pero al no ser reglamentada no se tiene claro en qué consiste y si es válido para el estado este tipo de seguro en el momento que un policía se acerque a hacerle la solicitud de dicho documento, lo cual ha generado cierta polémica entre los dueños de estos animales pues existe un vacío legal que deja en duda sobre qué puede pasar no sólo con los animales sino con sus tenedores.

Esta situación ha llevado al aumento en el abandono de perros, pues sumándole la póliza y el costo que tiene mantener uno o varios animales las personas han decidido en muchos casos abandonarlos, puesto que el costo de manutención se incrementa. Existe una póliza que venden la mayoría de las aseguradoras donde cubre enfermedades, gastos de hospitalización, atención médica, pero no es accesible para muchas personas, siendo así, el gasto tiene que salir directamente del bolsillo del dueño que muchas veces supera los cien mil pesos.

Aunque el código de policía empezó a regir el 29 de julio de 2016, con todas las especificaciones sobre su tenencia, esto no ha sido reglamentado por el congreso ya que existen unos puntos no tan claros sobre la ley; Por ejemplo, uno de los puntos a tratar es que el animal tiene que estar siempre en vía publica con su collar y bozal, pero a esto le nace un contra inmediatamente, estos perros son bastantes activos, necesitan salir correr, hacer algún tipo de ejercicio que les permita quemar toda la energía que su cuerpo les pide, pero al estar con correa y bozal todo el tiempo no pueden hacerlo, por lo que, su hogar  sería el único lugar donde podrían hacer actividad física, pero si la persona no cuenta con un patio privado que lo permita, ¿la persona no podría tener un animal de estos?

Escrito por Natalia Ceballos Rincón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *