Pelea entre extranjero y el Estado por una finca de Pablo Escobar

Hace 30 años, William Duque llegó a la finca La Manuela, ubicada en El Peñol (Antioquia), a trabajar como jardinero contratado por la esposa de Pablo Escobar. El lugar, nombrado así en honor a la hija menor del exnarcotraficante, era una de las emblemáticas y lujosas propiedades de la familia.

Tiempo después, Duque pasó de jardinero a vigilante y, tras la muerte de Escobar, la viuda le dijo que se encargara de cuidar el lugar, donde ha vivido desde entonces. Allí nacieron sus dos hijos, hoy de 25 y 27 años, montó un restaurante bar y ha conseguido el sustento para él y su familia.

Hoy, el hombre denuncia que vive un drama porque lo sacaron del que para él es su hogar. La Sociedad de Activos Especiales (SAE) realizó este jueves 11 de abril una diligencia para recuperar la tenencia de inmueble, que tiene sentencia de extinción de dominio desde 2005, y entregárselo a la administración municipal de El Peñol, mediante la figura de destinación provisional. Esto quiere decir que el predio es propiedad del Estado.

El procedimiento de este jueves está enmarcado en la estrategia que emprendió la SAE de recuperar los inmuebles “con ocupaciones irregulares”, que en Antioquia llegan a los 1.334 bienes.

Fuentes de la entidad indicaron que la recuperación del inmueble se hace porque debe ser entregado al municipio de El Peñol, para que desarrolle allí algún proyecto en beneficio social o económico de los habitantes, una decisión que se tomó en el año 2009 y que no había podido materializarse porque Duque se había negado a entregar el predio.

Para la SAE tampoco es claro si el residente de La Manuela tiene los permisos requeridos para operar allí el restaurante bar de su propiedad. Lo cierto es que no cuenta con un contrato de arrendamiento que sería obligación, en vista de que es un inmueble que le pertenece al Estado y cuyo fin debe ser generarle recursos al Estado,  para la reparación a víctimas o para proyectos en beneficio de las comunidades.

Sin embargo, Duque dijo que él no es un ocupante irregular y que tiene derechos de poseedor por el largo tiempo que ha vivido allí, donde hasta este jueves habitaba con su padre de 90 años y una de sus hermanas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *