Once Caldas ganó y se metió a la ocho en la Liga Águila

El centro fue de Diego Peralta, un defensor, y el que tomó el balón en el área para mandarlo al fondo de la red fue Juan David Rodríguez, un volante de primera línea. Una prueba de que en los últimos minutos del juego entre Once Caldas y Envigado todo el cuadro blanco se volcó al ataque, sin importarle quedar desprotegido atrás. Y para fortuna del local por fin hubo gol luego de una decena de opciones desperdiciadas. Y el club de Manizales ganó 1-0 y llegó a 26 puntos para meterse en el grupo de los ocho en la Liga Águila (sexta casilla).

Los dirigidos por Hubert Bodhert lo habían intentado por las bandas, tocando por abajo, por arriba, por todo lado, con Juan Pablo Nieto manejando el ataque, con la defensa de Envigado rechazando cuanta pelota llegaba a su área.

Y así el club antioqueño aguantó hasta donde pudo, con grandes muestras a la defensiva, con todos los hombres por detrás de la línea de la pelota. Pero a veces el fútbol mismo premia al que hace las cosas mejor. Y por eso Once Caldas ganó un partido que tenía pinta de empate frente a un rival que aguantó bien y que supo complicar al local no por su manera de atacar sino por su forma de repeler todo.

Envigado no tuvo la pelota y se limitó a lo que su oponente propuso. Y por esa falta de ambición hubo un precio caro, una tabla del descenso que acosa mucho y una derrota inesperada luego de la labor de los de atrás.

Premio para Bodhert y sus cambios arriesgados, también para el equipo que no se rindió, que tampoco se desmoralizó y que sumó tres puntos en el cierre de la fecha 14 de la Liga Águila. Habrá mucho que mejorar para el onceno caldense, pero el triunfo ayudará a analizar todo con más calma.

Le puede interesar: Millonarios denuncia a San Lorenzo ante TAS por el traspaso de Juan Camilo Salazar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *