Oleoducto Caño Linón Coveñas sufrió dos atentados

En menos de 48 horas se registró un nuevo atentando contra el oleoducto caño Limón Coveñas en zona de Tibú, Norte de Santander.

Ecopetrol informó que el ataque afectó el río Tibucito y por esto fue necesaria la instalación de dos barreras de contención para evitar que el crudo avance. También, afectó la vereda El Seis.

“Se decidió ubicar dos puntos de control alternativos con barreras de contención: uno en el río Tibucito, que ya está operando, y otro en el río Tibú, en el sector de La Balastrera, que se encuentra en proceso de activación”, indicó la empresa en un comunicado.

El primer atentando ocurrió el sábado 13 de abril en la tarde en la vereda La Guachiman y afectó la fluente del Pozo Azul.

Según un comunicado de Ecopetrol, “se notificó a los Consejos Municipales de Gestión del Riesgo y Desastres de Tibú, al Consejo Departamental de Norte de Santander, secretaría de Salud Municipal, Corponor y a la Empresa Municipal de Tibú” para que se sumen al plan de contingencia que logre minimizar el daño ambiental.

La empresa aseguró que rechaza enfáticamente este tipo de acciones “que ponen en riesgo la integridad de las personas, generan graves consecuencias al medio ambiente, afectan el bienestar de las comunidades y el normal desarrollo de las actividades petroleras”.

En lo que va de este año se registran 30 ataques contra la infraestructura petrolera del país, 14 de ellos fueron al oleoducto Caño Limón-Coveñas.

Le puede interesar: Llego a Venezuela el primer cargamento de ayuda humanitaria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *