Niño de 11 años murió tras disparo accidental de su hermano

Un niño de 11 años murió después de que su hermano le disparara accidentalmente en la finca Buenos Aires, en el municipio de El Carmen de Chucurí, Santander.

José Cruz, el padre de los menores, aseguró que sus hijos estaban jugando en su cuarto cuando el mayor de 13 años encontró la escopeta que estaba escondida.

“Hace año y medio que compré esa maldita escopeta porque la finca es productora de gallinas, así que la necesitaba para espantar a los faras que venían a comérselas. Jamás imaginé que mis hijos iban a encontrarla, pues la tenía muy escondida en un sitio donde ellos no sabían que estaba”, dijo Cruz a Vanguardia.

El niño de 13 años cogió el arma, apuntó a la cabeza de su hermano y la escopeta se accionó de manera accidental produciendo la muerte del menor.

“Ese día me fui con la mujer al entierro de un vecino y los cinco hijos que tenemos se quedaron en la casa. Los dos del medio se pusieron a jugar en el cuarto de nosotros, encontraron la escopeta y pasó este accidente”, comentó el padre.

Los encargados de reportar el hecho fueron los vecinos del lugar. Personal del CTI llegó a la finca e hizo el respectivo levantamiento del cuerpo. La Fiscalía abrió una investigación para esclarecer los hechos.

“No culpo a mi hijo porque no sabe lo que causó. Esto es un dolor demasiado grande que uno nunca piensa que va a tener”, agregó Cruz.

Le puede interesar: Desarticulado cartel de “facturas falsas” que ayudaba a empresas a evadir pago del IVA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *