Murió expresidente argentino Fernando de la Rúa

El expresidente argentino Fernando de la Rúa (1999-2001) ha fallecido este martes en Buenos Aires, apenas unas horas después de haber sido hospitalizado. La información fue confirmada por el actual mandatario del país, Mauricio Macri, quien desde su cuenta de Twitter envió su pésame a la familia del exdirigente.

“Lamento el fallecimiento del expresidente Fernando de la Rúa. Su trayectoria democrática merece el reconocimiento de todos los argentinos. Acompañamos a su familia en este momento”, dijo Macri en su cuenta de Twitter.

De la Rúa, de 81 años y que fue presidente entre 1999 y 2001, había sido hospitalizado “en estado muy delicado” en el instituto Fleming de la localidad bonaerense de Escobar, según allegados del político. El exmandatario, que se vio forzado a dimitir como presidente durante la peor crisis económica, política y social de la historia contemporánea de Argentina, ya había sido internado este año en estado grave por problemas cardiorrespiratorios que agravaron dolencias cardiovasculares previas. Los problemas cardiacos del exmandatario venían de lejos, ya que en 2018 fue sometido a una angioplastia tras un infarto de miocardio y en 2014 a otra por obstrucciones arteriales.

Nacido en Córdoba el 15 de septiembre de 1937, De la Rúa se licenció en Derecho a los 21 años y, vinculado a la Unión Cívica Radical (UCR), asumió el cargo de senador en 1973. Ese mismo año fue candidato a la vicepresidencia de la República, pero fue derrotado por Juan Domingo Perón. Fue legislador hasta 1976, cuando los militares dieron el golpe de Estado que desencadenó la última dictadura argentina, que se extendió hasta 1983, De La Rúa desarrolló ya de nuevo en democracia una intensa carrera política como diputado, senador y alcalde de Buenos Aires.

Su carrera llegó a lo más alto el 10 de diciembre de 1999, al ser elegido presidente del país y sucedió al peronista Carlos Menem (1989-1999) para un mandato de cuatro años. Una vez en el poder, De la Rúa lanzó un plan de ajuste económico en Argentina en el que subió ferozmente los impuestos a las clases media y alta con el objetivo de controlar el gasto público y bajar las tasas de interés. Eso causó un recorte de sueldo de entre el 8% y el 20% a los empleados públicos, las fuerzas de seguridad y empleados judiciales. Como consecuencia de ello también hubo despidos masivos y recortes de presupuesto en varias áreas.

Para el año 2000, la situación económica del país se fue agravando. El mandatario debió acudir al Fondo Monetario Internacional (FMI) y el entonces ministro de Economía, José Luis Machinea, negoció lo que se conoció como el blindaje, un paquete de salvataje de 40 mil millones de dólares para las finanzas de la nación.

Un año después, en 2001, la situación se hizo imposible pese al salvavidas que había arrojado el FMI:  se disparó el riesgo país y los depósitos bancarios bajaron exponencialmente. La confianza de la gente y del mundo en las finanzas argentinas y en la presidencia se perdió completo. El gobierno emitió más recortes a los jubilados y empleados estatales y emitió deuda por tres mil millones que fue insostenible. Todas estas medidas hicieron que el FMI endureciera su posición y que al final retuviera el envío de USD $ 1200 millones que había prometido prestar. Esto finalmente precipitó la caída del gobierno.

A finales de 2001, en medio de la grave crisis en la que estaba sumergido el país, el “corralito bancario” y trágicas revueltas en las calles, De la Rúa acabó renunciando y abandonando la Casa de Gobierno en helicóptero, una imagen que dio la vuelta al mundo. Desde que dejó su cargo se alejó de la política.

Le puede interesar: Elia Viviani se quedó con la cuarta etapa del Tour Francia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *