Murió el ciclista belga Michael Goolaerts

 

Tenía 23 años y este domingo sufrió un paro cardiorrespiratorio durante la París-Roubaix.

 

El ciclista belga del equipo Vérandas Willems-Crélan murió este domingo, después de la caída que sufrió en la París-Roubaix y de ser reanimado por los bomberos debido a que presentó un paro cardiorrespiratorio.

 

Su equipo confirmó el fallecimiento del joven pedalista de 23 años, quien fue trasladado en helicóptero al hospital de Lille. Las imágenes de televisión muestran que el ciclista belga estaba tendido en el suelo, los brazos en cruz, sin la presencia de otros participantes, en el segundo de los 29 tramos de adoquines de la mítica carrera.

 

“Presentaba una parada cardiorrespiratoria de la que fue atendido por el equipo médico de la carrera y transportado en helicóptero al hospital de Lille”, anunció la organización en un breve comunicado.

 

Según una fuente cercana al corredor, el paro cardiorrespiratorio, que duró varios minutos, tendría origen médico, es decir, no sería como consecuencia de la caída.

 

Goolaerts había nacido el 24 de julio de 1994, medía 1,86 metros y pesaba 80 kilos.

 

La edición 116 de la París-Roubaix, ganada por el eslovaco Peter Sagan, fue particularmente accidentada y otros cinco ciclistas acabaron en diversos hospitales como consecuencia de caídas.

 

El portugués Nelson Oliveira (Movistar) sufre una probable fractura de la clavícula derecha, el suizo Stefan Küng (BMC) se abrió la barbilla y le tuvieron que coser la herida y el danés Mads Würtz Schmidt (Katusha) recibió un fuerte golpe en la cadera izquierda.

 

El italiano Matteo Trentin (Mitchelton), por su parte, sufrió una fuerte contusión en la espalda y el holandés Sebastian Langevels (EF Drapac) acabó con un traumatismo craneal, aunque no perdió el conocimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *