Minga indígena suspendió diálogos con el Gobierno

Aunque los mismos indígenas, con delegados de Valle, Antioquia, Risaralda y Quindío, tenían expectativas de avanzar en la mesa de diálogo con representantes del Gobierno Nacional, en zona de La Delfina, área rural de Buenaventura, en la noche del domingo  la Organización Nacional Indígena de Colombia (Onic) informó que suspendieron las conversaciones.

De acuerdo con el estamento, “la Minga Nacional Por La Vida suspende diálogo con el Gobierno Nacional en La Delfina. Si no hay garantías de no estigmatización, señalamientos o judicialización de los mingueros no podremos avanzar en la discusión del pliego nacional”.

Para la Onic, el Estado no ha dado ninguna garantía y resaltó que los participantes en la minga estarían siendo blanco de la Fuerza Pública para capturarlos e iniciar procesos judiciales en su contra, hecho que rechazan los indígenas de los departamentos donde hay respaldo a los nativos.

Estos diálogos en La Delfina habían empezado hace una semana en el resguardo nasa embera chamí.

El domingo 31 de marzo se esperaba analizar aspectos relacionados con la defensa por la vida, la paz y los derechos humanos. No obstante, antes de entrar a ese tema, los diálogos habían arrancado “por las garantías para la movilización de los mingueros y las mingueras”.

En la reunión había delegados de ministerios del Interior y de Defensa, así como de la Unidad Nacional de Protección. También de la Procuraduría y  de la Defensoría del Pueblo.

Como garantes de esta discusión, los indígenas contaron con Alberto Brunori,  representante en Colombia de la Oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Entre tanto, en Cauca, la situación se mantiene igual de tensa, pues la protesta en la Panamericana cumplió 21 días. Los indígenas reclaman que los diálogos se realicen en zona de El Pital, de Caldono, pues las conversaciones se han venido adelantando en Mandivá, en Santander de Quilichao, en el norte caucano. El cambio de lugar obedecería a riesgos que se habían recalcado la semana pasada.

Sin embargo, el Gobierno no cedió al traslado a El Pital, por lo que aumentó mucho más la tensión, alejándose, por ahora, la intención de que se retomen los diálogos en Cauca y a partir del domingo pasado, en el Valle.

El Consejo Regional Indígena del Cauca (Cric) precisó que ante diferentes organismos del defensa de los derechos humanos nacionales e internacionales instauraron denuncias en las cuales señalan que el Gobierno, supuestamente, estaría planeando medidas en contra de la misma protesta de indígenas y campesinos en este departamento del suroccidente colombiano.

Según el Cric, a la minga le llegó la información de que a las instituciones prestadoras de salud de Popayán, Piendamó, Cajibío y Santander de Quilichao, les fue dada la orden por parte del Gobierno de entrar en proceso de contingencia.

“Lo cual indica claramente que el presidente de la República, Iván Duque, el Ministro de Defensa, la Ministra del Interior van a atacar militarmente a las mingueras y mingueros en las próximas horas. Colocando en grave riesgo a todas las personas que nos encontramos en el ejercicio pacífico, democrático del debate y exigiendo la conversación directa con el presidente de la República en el territorio ancestral Sath Tama Kiwe, entre el Pital y Monterilla, municipio de Caldono, departamento del Cauca”, señala el comunicado.

Debido a los bloqueos en la vía Panamericana desde hace 21 días sigue el desabastecimiento de alimentos en Valle, Cauca y Nariño, con incrementos de precios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *