Manita del Barcelona frente al Real Madrid en el Camp Nou

El Barcelona fue el encargado de darle el golpe final a un Real Madrid en crisis y con un inapelable 5-1 y un triplete de Luis Suárez, con lo que pone en el disparadero a Julen Lopetegui y deja a los blancos a siete puntos de la cabeza.

 

Fue un clásico bipolar, con un dominio absoluto de los azulgranas en el primer tiempo (2-0), una buena reacción en los primeros 25 minutos de la segunda parte del Real Madrid (2-1), pero que decidió el Barça gracias a la calidad de sus delanteros, especialmente de Luis Suárez, que ha tomado las riendas en ataque en ausencia de Leo Messi, que se ha perdido los tres últimos partidos por lesión.

 

Y es que en esta semana y con un calendario complicado, el Barcelona solventó sus compromisos con un 4-2 ante el Sevilla, un 2-0 frente al Inter de Milán y el 5-1 de este domingo. De salida, un Barcelona muy serio desarboló a un triste Real Madrid, sin respuestas, y que nunca tuvo el ánimo ni los recursos para plantarles cara a los azulgranas.

 

El Barça recupera el liderato y deja herido de muerte al Real Madrid y a su entrenador, que podría tener las horas contadas. El mérito de los azulgranas es aún mayor teniendo en cuenta que su principal estrella, Leo Messi, sigue de baja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *