Manchester United quiere sorprender en el Camp Nou

Si se tratara de mirar la historia y los antecedentes, se podría decir que Barcelona no debería tener problemas para llegar a las semifinales de la Champions League, pues de las setenta veces que un equipo ha ganado fuera de casa, en una llave del torneo continental, solo cuatro han sido eliminados en la vuelta ante su gente, es decir, el 6 %. Sumado a eso hay que anotar que el club blaugrana no ha perdido con Manchester United en el Camp Nou en  cuatro enfrentamientos (dos victorias y la misma cantidad de empates), además de recordar que de las 41 veces que el conjunto español ganó de visitante, en una serie, accedió a la siguiente ronda en 39 oportunidades. Todo lo anterior da un panorama de lo complicado que será para los dirigidos por Ole Solskjaer seguir adelante en el torneo de clubes más importante del mundo.

Sin embargo, también es justo mencionar lo que ocurrió recientemente: la victoria del PSG en Old Trafford por 2-0 y la histórica remontada del United con un 3-1 lapidario en París, cuando todo el mundo daba como clasificado al cuadro de Thomas Tuchel. Los ingleses, acostumbrados a grandes hazañas, buscarán una nueva este martes, una que les permita romper el mundo de las apuestas y eliminar al que parece el candidato más sólido para quedarse con el trofeo. Ya son treinta los partidos que Barcelona acumula sin perder en su estadio (la última caída fue en la temporada 2012-2013, cuando fue superado 3-0 por el Bayern Múnich) y eso lo tiene claro el DT noruego que, más que prometer lo que no puede, se comprometió a que sus hombres luchen hasta el final.

Sí, ser semifinalista parece una misión imposible, pero se puede hacer viable si, como dijo el propio Solskjaer, se trata de desconectar el circuito del rival; es decir, eliminar y anular a Lionel Messi. Por el otro lado, Ernesto Valverde llega con su equipo descansado, pues el fin de semana pasado no alineó a ninguno de sus titulares ante Huesca (0-0) para tenerlos a tope en este choque (Marc Ter Stegen sí jugó y en la parte complementaria ingresaron Jordi Alba y Philippe Coutinho). A un año de la decepcionante eliminación frente a Roma, el DT blaugrana prefiere aplicar la lección aprendida para no repetir errores del pasado.

“Hay que estar atentos a todo, porque si sorprendieron a equipos como el PSG pueden hacer algo similar con nosotros. Por ahora, el destino está en nuestras manos, pero hay que trabajar para que sea una realidad, para volver a estar entre los cuatro mejores de Europa”, dijo Valverde en la rueda de prensa previa al juego. En cuanto a Messi, es, sin duda, el mayor verdugo de equipos de la Premier, pues en 31 encuentros ha marcado 22 veces, más que cualquier otro jugador. Y de esa cosecha 13 han sido en el Camp Nou, otra tendencia positiva (al Arsenal y al Manchester City les anotó tripletas). La ventaja del cuadro azulgrana es de apenas un gol, por lo que un tanto del United igualaría todo en la ciudad catalana.

Entretanto, en el otro juego de la jornada, Juventus, con Cristiano Ronaldo a la cabeza, recibe a Ajax, equipo que quiere dar otro golpe luego de vencer en los octavos de final al Real Madrid. El conjunto holandés, que podría contar con su estrella Frankie De Jong (jugará en Barcelona la otra temporada), fue superior en los primeros noventa minutos, pero no pudo sacar una diferencia en su casa (1-1). Ahora tendrá la difícil tarea de ganar en Turín, sabiendo que no ha podido vencer a su rival las últimas diez veces que han jugado. Por el lado de la Vecchia Signora, el club italiano busca estar en semifinales por tercera vez en los últimos cinco años y seguir en marcha del objetivo para esta temporada: volver a ganar la Champions luego de 23 años (en 1996 venció en la final, precisamente, al Ajax).

Le puede interesar: Fernando “Pecoso” Castro fue destituido del América de Cali

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *