“Los océanos podrían enfrentar daños severos. La minería en aguas profundas es una amenaza emergente”, Greenpeace

En lo que va del año del 2019. Según los reportes hay 29 licencias concedidas en países como Alemania, Reino Unido, China, Rusia y Francia, países que están en conflicto al buscar apropiarse de varias áreas del Océano Pacifico, Indio y Atlántico, que tiene alrededor de un millón de km2.

Articulo que le podría interesar: http://periodicoamarillo.com/australia-seria-uno-de-los-paises-mas-contaminantes-en-el-2030/

Y se informa que “Mientras que la comunidad científica aún no ha explorado menos del 1% del fondo del mar a nivel mundial, la industria minera tiene planes de explotar las profundidades marinas, lo que destruiría al ecosistema más grande del planeta”, es el principal mensaje del nuevo informe de la organización ambiental Greenpeace titulado “En aguas profundas”.

“Los océanos podrían enfrentar daños severos. La minería en aguas profundas es una amenaza emergente, su actividad podría resultar en la extinción de especies únicas. Además esta práctica industrial aceleraría los efectos del cambio climático”, señaló Estefanía Gonzalez, coordinadora del programa de océanos de Greenpeace Andino a través de un comunicado.

Por lo cual se busca que los países logren fortaleces las regulaciones ambientales para la conservación de los océanos, por lo cual se quiere firmar un tratado donde la explotación no será el factor principal.

“Conocemos más sobre la superficie de Marte y la Luna que sobre la profundidad de nuestras aguas. Es fundamental que los gobiernos acuerden en la ONU un tratado que permita allanar el camino para la creación de una red de santuarios oceánicos libres de cualquier explotación industrial, incluida la minería”, sostuvo González.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *