Los jugadores del Real Potosí venden sus pertenecías para sobrevivir

Los jugadores del club boliviano Real Potosí de la primera división, que se encuentran sin sueldo y en huelga, tuvieron que vender hasta sus botines para alimentar a sus familias.

Los futbolistas están en paro desde el lunes y tampoco se entrenaron este martes. La situación es tan dramática que los jugadores “han tenido que vender sus calzados para darles plata a sus hijos”, dijo Sergio Apaza técnico del equipo.

El problema radica en que la diligencia, se había comprometido a pagar el pasado domingo los sueldos retrasados de cuatro meses pero que al parecer les habían incumplido a los jugadores.

Los jugadores no sólo iniciaron la huelga sino que cortaron una calle durante unos minutos en protesta contra la dirigencia, informó el portal de la revista Late.

Le puede interesar: Asesinan a golfista española

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *