Las calles en Bruselas están cambiando de nombre por sugerencia de sus residentes.

La iniciativa surgió luego que el grupo feminista Noms peut-etre (Nombres., tal vez) resaltara la falta de visibilidad de las mujeres en el espacio público y está apoyada por el grupo de desarrollo Extensa.

El proyecto para renombrar las calles de la ciudad hace parte de un proceso de regeneración que está viviendo Bruselas y otras capitales europeas, en la que se busca que las historias y la visión de sus ciudadanos esté reflejada en las calles.

Kris Verhelle, CEO del grupo de desarrollo extensa, aseguró que “Darle un nombre a una calle da cierta identidad” y afirma que se ha visto sorprendido por la creatividad de los belgas para sugerir los nuevos nombres de las calles.

Las sugerencias de nombres van enfocadas en resaltar personajes y productos típicos de la ciudad. Dos de los nuevos nombres son; “Passage de la Kriek”, llamado así por una famosa cerveza belga;  y “Ceci n’est pas une rue” (esto no es una calle), un nombre inspirado en el famoso ilustrador René Magritte.

El proyecto también resaltará a dos mujeres Belgas muy importantes; La directora de cine, Chantal Akerman y la primera Doctora Isala Van Diest.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *