Las 5 señales biológicas que muestran la vejez en los seres humanos

Varios investigadores del Centro Nacional de Investigaciones Ontológicas de España tienen un proyecto llamado “Las señales del envejecimiento”, en el que enumeran los principales procesos que ocurren al interior de nuestro organismo con el paso del tiempo.

 

Estos son los 5 factores que evidencias la vejez en los mamíferos:

 

1 Se acumulan los daños en nuestro ADN

 

El ADN es como un código que se va transmitiendo entre las células.

 

Con la edad, se van incrementando los posibles errores que se pueden presentar en el traspaso de información. Y esos “errores” se van acumulando en las células.

 

Este fenómeno, conocido como “inestabilidad genómica”, es especialmente relevante cuando el daño en el ADN afecta las funciones de las células madre, lo que pone en riesgo su rol de renovar los tejidos.

 

2 Perdemos la capacidad de renovar células

 

Nuestro organismo tiene la capacidad de prevenir la acumulación de componentes “dañados” y asegurar la renovación continua de nuestras células.

 

Esa capacidad sin embargo disminuye con los años. Así, en las células se van acumulando proteínas inservibles o tóxicas que en algunos casos están relacionadas con enfermedades como el alzhéimer, el parkinson y las cataratas.

 

3 Las mitocondrias dejan de funcionar

 

Las mitocondrias proveen de energía a las células, pero con los años pierden su eficacia.

 

Cuando las mitocondrias no funcionan de manera óptima pueden causarle daño al ADN.

 

Algunos estudios sugieren que reparar las funciones de las mitocondrias podría aumentar la expectativa de vida en los mamíferos.

 

4 Las celular se vuelven zombies

 

Cuando una célula acumula muchos daños, lo que hace es detener sus ciclos, con lo cual evita producir otras células defectuosas, pero al mismo tiempo acelera su propio envejecimiento.

 

Este envejecimiento, a su vez, puede causar otros daños relacionados con el paso de los años a nivel celular.

 

5 Las células dejan de comunicarse

 

Las células están en constante comunicación entre ellas, pero con el paso del tiempo esa capacidad va disminuyendo.

 

Esto causa que aumenten las inflamaciones, que a su vez impiden que otras células se comuniquen.

 

La falta de comunicación también se traduce en que disminuyan las alertas sobre la presencia de agentes patógenos y células malignas.

 

Así que por más intentos el ser humano haga para reducir la vejez en cierto modo es difícil , ya que el cuerpo poco se va degenerando, los investigadores aseguran que por el momento se debe disfrutar de la vida a cada instante ya que será muy difícil atrasar o reducir el envejecimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *