La policía sigue en la búsqueda de pista para dar con el paradero de la chilena

Una fiscal de la Unidad de reacción Inmediata (URI) de Santander y un grupo de uniformados de la Sijín de Bucaramanga realizan los actos urgentes para dar con el paradero de la chilena Ilse Amory Ojeda, reportada como desaparecida desde finales de marzo.

Como parte de la investigación ya se verificó que la mujer, de 51 años, no salió del país y que su último registró migratorio corresponde al 5 de marzo cuando llegó a Colombia con su pareja, Juan Guillermo Valderrama, un expolicía santandereano 23 años menor que ella.

En el expediente se cuenta con la declaración del compañero de la desparecida y se emitieron órdenes de Policía Judicial para extraer los videos de seguridad de la zona comercial en la que supuestamente estuvieron por última vez, antes de tener una discusión tras la cual, dijo Valderrama, ella se fue.

Igualmente se pidió reporte a las aerolíneas locales y al terminal de transporte de buses para establecer si la mujer usó alguno de esos medios para salir de la región.

Los investigadores ya han adelantado labores de vecindario, consistentes en desplegar unidades en los alrededores de la casa en la que estuvo la mujer en Bucaramanga y el municipio vecino de Curití, para recolectar información sobre la relación de la desaparecida con su pareja.

“Los policías indagan fotografía en mano por la extranjera, en aras de ubicarla o tener una pista real sobre su paradero”, dijo el director de la Policía Nacional, general Óscar Atehortúa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *