Iván Moreno Rojas, tendrá que rendir indagatoria por posible corrupción en contrato de ambulancias

 

El exsenador Iván Moreno Rojas, quien una vez fue uno de los políticos más importantes de Santander, paga ya una condena de 14 años de prisión por su papel en el llamado carrusel de la contratación. En 2014, la Corte Suprema de Justicia lo condenó por concusión (hacer uso de su cargo público para pedir dinero), tráfico de influencias y celebración de contratos sin el cumplimiento de requisitos legales. Pero sus problemas legales, al parecer, no terminan con esa sentencia.

La Sala Especial de Instrucción de la Corte Suprema notificó este miércoles que llamó a indagatoria al excongresista, nieto del general Gustavo Rojas Pinilla, por el “saqueo” al sonado contrato de ambulancias de 2009. Por él su hermano, el exalcalde Iván Moreno Rojas, terminó en prisión, al igual que quien ejercía como secretario de Salud para la época en que se firmó el contrato, Héctor Zambrano. La Fiscalía pudo demostrar ante los jueces que tanto Iván Moreno como Zambrano se adueñaron de una porción del contrato.

Este se firmó por un valor total de $67.000 millones y, según explicó el ente investigativo en su momento, cerca del 10 % fue repartido en coimas entre Zambrano, Iván Moreno, Hipólito Moreno y Federico Gaviria. Este último se volvió un testigo clave en el escándalo de Odebrecht y lleva meses buscando pactar un preacuerdo con la Fiscalía, el cual está frenado desde octubre pasado porque el predio que ofreció para reparar los daños que causaron sus delitos tiene una deuda de casi $200 millones en impuestos.

El contrato de ambulancias resultó adjudicado a la Unión Temporal Transporte Ambulatorio de Bogotá, un consorcio que estaba en cabeza del contratista Emilio Tapia. Él, que ahora tiene el beneficio de casa por cárcel, fue el primer testigo que dio información sobre las irregularidades que rodearon el contrato de las ambulancias y sobre muchas otras anomalías en la administración de Iván Moreno, que terminaron conocidas como el carrusel de la contratación. El cuestionado contrato de las ambulancias representó la primera condena a Iván Moreno Rojas, a 24 años de prisión.

Ocurrió en enero de 2017 y, desde entonces, el exalcalde de Bogotá ha recibido otras dos sentencias en relación con este mismo tema. La condena de Iván Moreno Rojas fue también por el carrusel y, ahora, la Sala de Instrucción de la Corte Suprema quiere establecer si es verdad, como lo ha señalado el exconcejal Hipólito Moreno -también condenado por el contrato de las ambulancias-, que el excongresista Moreno recibió una “tajada” que habría superado los $3.000 millones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *