Investigan posible fosa clandestino dentro de una cárcel en México

La intensa ola de violencia no deja descansar a México. Tras la publicación la semana pasada del informe del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, el cual asegura que de enero a marzo se registraron 8.493 homicidios dolosos, un nuevo hecho vuelvo a estremecer al país.

Autoridades mexicanas inspeccionaron el día de ayer una cárcel del violento estado de Veracruz, el cual ha vivido numerosos asesinatos en las últimas semanas, en respuesta a denuncias que apuntan a la existencia de fosas clandestinas en su interior, donde yacerían más de 40 víctimas.

El régimen carcelario es uno de los puntos más sensibles en la ola de violencia del país y, según expertos consultados por este diario, se debe hacer un cambio estructural tanto en este campo como en el sistema judicial.

Mayra Ledesma, funcionaria de derechos humanos del gobierno estatal, confirmó el inicio de diligencias oculares y de resguardo del área del penal de Coatzacoalcos, una ciudad con varios complejos petroquímicos.

Una fuente de la policía que pidió no ser citada dijo en tanto a la AFP que al interior de la cárcel los funcionarios colocaron cinta perimetral alrededor de un puesto de jugos, un área verde y un campo deportivo.

La presidenta de la comisión estatal de derechos humanos, Namiko Matzumoto, dijo que el resultado de la diligencia “se dará a conocer más adelante, cuando los visitadores hayan rendido su informe”.

En el caso de Coatzacoalcos, un escrito anónimo con un mapa, que fue mostrado a medios de comunicación locales, dice que dentro de la cárcel hay más de 40 cuerpos.

Se trataría de personas que no accedieron a pagar cuotas o rescates a grupos criminales, así como algunos abogados reportados como desaparecidos.

El escrito detalla también que las víctimas fueron secuestradas por el sanguinario cártel de los Zetas y llevadas al reclusorio entre los años 2010 y 2018.

El estado de Veracruz es una de las regiones más violentas de México debido a cruentas disputas entre el Cártel Jalisco Nueva Generación y sus rivales Zetas por el dominio de rutas de tráfico de drogas.

Más de 40.000 personas están desaparecidas en México en medio de una ola de violencia vinculada al narcotráfico que se aceleró desde finales del 2006.

Le puede interesar: Tiroteo en escuela de Denver dejó un muerto y al menos seis heridos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *