Investigan el asesinato de una joven en Rionegro, Santander- IMÁGENES FUERTES

En investigación se encuentra el asesinato de Astrid Mariana Páez Mendoza, de 18 años de edad, cuyo cadáver fue encontrado a un costado de la vía nacional que comunica al municipio de Rionegro con Bucaramanga.

El hallazgo se registró aproximadamente a las 6:00 de la mañana de ayer, cuando los habitantes de la vereda El Guayabito salieron a realizar sus actividades propias del campo.

El cuerpo de Astrid Mariana estaba tirado en un ramal de acceso a una finca y cerca de una escuela, a 50 metros de la vía principal y 200 metros después del peaje de Rionegro.

La joven estaba boca arriba debajo de un árbol, cubierta con una chaqueta deportiva y con un morral en un brazo. Tenía un pantalón negro, tenis del mismo color y blusa blanca.

Los primeros indicios recopilados por las autoridades advierten que el cadáver estaba allí desde la noche anterior. No obstante, en medio de la oscuridad, la comunidad creyó que se trataba de algún habitante de calle, por lo que no le prestaron mayor atención.

Ya reportado el hecho en horas de la mañana, la Policía procedió a acordonar la zona con el fin de preservar las evidencias. Enseguida, la Sijín practicó la diligencia del levantamiento.

El comandante de la Policía de Santander, coronel Carlos Cabrera, informó que el cuerpo tenía un impacto de bala en el parietal izquierdo de la cabeza.

¿Quién era la joven?

Gracias a unos documentos que le fueron hallados a la víctima, los investigadores lograron su identificación y dar aviso a los familiares en el municipio de Cáchira, Norte de Santander, de donde sería oriunda.

Páez Mendoza residía en el barrio Girardot, en el occidente de Bucaramanga, y por el momento es todo un misterio cómo terminó en el municipio de Rionegro.

La comunidad le aseguró a las autoridades que no se oyeron disparos durante la noche del miércoles, por lo que se deduce que el cadáver fue abandonado en esta zona.

Mariana Astrid adelantaba sus estudios en una universidad de la capital santandereana, a donde había llegado a vivir desde el año pasado. Hace menos de 3 meses cumplió sus 18 años.

“Se están adelantando las respectivas investigaciones para establecer las circunstancias que rodean la muerte de esta persona y poder dar así con el paradero de los responsables de este hecho”, agregó el coronel.

El cuerpo de la joven permanece en la morgue de Medicina Legal, seccional Bucaramanga, a la espera que sea reclamado por sus familiares, quienes apenas ayer en la tarde venían viajando.

en el mismo municipio
Cabe recordar que este mismo municipio, más específicamente en la vereda Portachuelo, habría sido asesinada el pasado 31 de marzo la ciudadana chilena Ilse Amory Ojeda González, de 51 años, a manos de su pareja, Juan Guillermo Valderrama Amézquita.
Sus restos óseos, los cuales fueron incinerados en dos oportunidades, fueron hallados hasta el pasado 26 de abril.
El señalado responsable de este crimen quedó al descubierto, entre otras pruebas, gracias a las cámaras del peaje de Rionegro que captaron su rostro en cuatro oportunidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *