Fue capturada ‘la Patrona’ por millonario robo a la Dian

Olga Lucía Díaz Guzmán, una bogotana de 52 años, amante de la santería y con una pitonisa de cabecera abordo, acaba de ser capturada por miembros de la Policía Fiscal y Aduanera (Polfa) y de la Fiscalía.

Las autoridades aseguran que Díaz, conocida con el alias de ‘la Patrona’, es la cabecilla de una red que viene estafando al fisco desde hace al menos 14 años, expidiendo facturas falsas a reputadas empresas del país, entre ellas EPS, alcaldías, reconocidos abogados, cajas de compensación, grandes almacenes de cadena, empresas de telecomunicaciones y hasta a entidades bancarias.

La mujer, dueña de carros de servicio público y quien registra varias propiedades a nombre de testaferros, habilitó una bodega, en el barrio Ricaurte, sur de Bogotá, donde funcionaba la gigantesca fábrica de facturas falsas.

“Se calcula que el robo al fisco asciende a los más de 2,3 billones de pesos. Sin duda, este caso es el ‘Panama Papers’ colombiano”, explicó el general Juan Carlos Buitrago, jefe de a Polfa, en rueda de prensa.

De nada sirvieron los rezos, baños y oraciones a los que Díaz sometía a la bodega, a través de una pitonisa de nacionalidad guatemalteca.

Hasta allí llegaron oficiales de inteligencia de la Polfa, quienes recaudaron cajas completas con evidencia del ilícito.

En efecto, la investigación arrojó que la mujer y su red aparecen facturándoles, desde 2005, bienes y servicios falsos a cientos de compañías, que le reportaban esas falsas transacciones a la Dian para evadir los impuestos del IVA y de renta.

Para ejecutar el robo al fisco, ‘la Patrona’ y sus cómplices constituyeron 15 empresas fantasma que facturaban desde artículos de ferretería, hasta asesorías contables, pasando por alquiler de equipos, servicios de ingeniería y actividades de consultoría y de archivo.

Entre las empresas fantasma figuran Comercializadora Díaz SAS, Fedeléctricos Remad, Comercializadora Mundial GD, Distribuidora de Hierros y Mallas, Comercializadora Sismmets SAS., depósitos y Ferretería Dandy SAS, Depósitos Diamhierros, Importadora de autopartes Carguz SAS, Fuguacero y Láminas, Soluciones eléctricas, Gal Plast SAS., e Inversiones y Comercializadora J.E. SAS.

Estas compañías aparecen facturándoles cientos de millones de pesos al año a reputadas empresas del país, que pagaban por la trampa fiscal el 21 por ciento del monto total.

La prueba del ilícito fue encontrada en una megabodega en el barrio Ricaurte, en donde Díaz Guzmán guardaba copia de las facturas falsas.

Los clientes

Según explicó el presidente Iván Duque, en rueda de prensa, la investigación partió de un anónimo que llegó a la Secretaría de Transparencia de la Presidencia, en donde se describía la manera como operaba la red.

Tras varios meses de seguimientos e interceptaciones, se estableció que uno de los miembros de la organización es un empleado de la Dian identificado como Cristian Eduardo Zafran.

El sujeto, señalaron los investigadores, se reunía con representantes de compañías que registraban inconsistencias en sus declaraciones de renta y recaudo del IVA y les ofrecía los servicios de la organización ilegal.

“Los clientes de ‘la Patrona’ tendrán que responder por evasión fiscal. Esa será la segunda fase de la operación”, le explicó a EL TIEMPO el general Buitrago.

Por ahora se sabe que otra de las señaladas cómplices es Carlota Elisa Quevedo Guzmán.

Además, Abel Medina Salcedo, Tránsito Gómez Chacón, Jhon Carlos Barbosa Cruz, Katerine Angélica Contreras Quevedo, Jhon Jairo Salazar Marín y Cristian Eduardo Zafra Reyes.

A todos les serán imputados los delitos de enriquecimiento ilícito y concierto para delinquir.

Le puede interesar: Kim amenazó por cuarta vez a EE.UU. con nuevo lanzamiento de misiles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *