Fariñez evitó una goleada en Manizales

Millonarios vive gracias a Wuilker Fariñez. La única razón por la que el Once Caldas no liquidó la serie semifinal de Copa Colombia es porque se encontró en frente a una muralla que detuvo casi todo.

El guardameta fue la gran figura del encuentro de ida, que se disputó este viernes en el estadio Palogrande con aproximadamente 15 espectadores que vieron a su equipo intentarlo de varias forma pero que se encontró con un arquero venezolano inspirado.

El equipo del Once Caldas salió con todo desde los primeros minutos y solo le bastaron 8 minutos para ponerse arriba en el marcador con gol de Eder Steer. Después de la anotación los del once empezarón con un ataque constante que el equipo capitalino no era capaz de detener, el único fue Wuilker que logro cuidar de gran manera su pórtico.

En el segundo tiempo Millonarios se recuperó y se guardó bien atrás, esto hizo que los locales dejaran de atacar. La emoción regreso en los minutos finales donde un el arbitro Norberto Ararat se equivoco al sancionar un penalti de César Carrillo sobre Marcelino Carreazo. La falta del volante embajador fue afuera del área. Después de las protestas de los visitantes, Eder Steer cobró, pero nuevamente Fariñez detuvo su remate.

La revancha se jugará el próximo viernes 12 de octubre en El Campín y el ganador de la serie se enfrentará por el título al vencedor entre Nacional y Leones. En la ida, los verdes se impusieron 1-0 como visitantes. El club que conquiste la Copa Águila obtendrá cupo para la Libertadores de 2019.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *