Expresidente peruano Alan García se disparó al enterarse que lo iban a arrestar

El expresidente peruano Alan García se disparó este miércoles en su domicilio de Lima cuando iba a ser detenido por orden de la Justicia por supuestos delitos de corrupción vinculados al caso Odebrecht, según medios peruanos. En medio de una gran confusión, el exmandatario (1985-1990 y 2006-2011) fue ingresado en el hospital Casimiro Ulloa de Lima, a donde fue trasladado por la policía. Testigos consultados por la televisión peruana indicaron que García entró cubierto por una manta roja y, poco después, su hijo ingresó rápidamente en el hospital.

El abogado del exmandatario, Erasmo Reyna, confirmó la noticia, y comunicó que su cliente es operado de urgencia por herida de bala en la cabeza.

“Esta mañana ha sucedido este lamentable accidente: el presidente tomó la decisión de dispararse”, dijo Reyna en la puerta del Hospital de Emergencias Casimiro Ulloa, en Lima.

El hospital indicó que García, de 69 años, tiene “una herida de bala en la cabeza” y está siendo operado.

“Informamos que su estado es delicado y pronóstico reservado (…) El paciente ingresó al hospital con diagnostico de impacto de bala, entrada y salida en la cabeza”, indicó el ministerio de Salud. “Rogamos a Dios que le de la fortaleza” para resistir, agregó el abogado.

García calificó el martes de “especulación” que lo vinculen con los presuntos sobornos que recibió su exsecretario por parte de la constructora brasileña Odebrecht para la adjudicación de la construcción de la Línea 1 del Metro de Lima.

“Como en ningún documento se me menciona y ningún indicio ni evidencia me alcanza, solo les queda la especulación o inventar intermediarios. Jamás me vendí y está probado”, aseguró García en su cuenta de Twitter.
El exmandatario se defendió así de los recientes hallazgos hechos por la Fiscalía, al encontrar que Odebrecht consignó más de cuatro millones de dólares en cuentas de Luis Nava, quien fue secretario de Presidencia en el segundo mandato de García (2006-2011), y de su hijo José Antonio Nava.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *