Estados Unidos ha tratado de aumentar la presión financiera sobre Venezuela

Estados Unidos ha tratado de aumentar la presión financiera sobre Venezuela mediante la inclusión de una subsidiaria del gigante petrolero ruso Rosneft controlado por el estado, la medida congela todos los activos de Rosneft Trading SA con sede en Suiza y su presidente, Didier Casimiro. La firma está acusada de ayudar al presidente Nicolás Maduro a evadir las sanciones de Estados Unidos a la industria petrolera de Venezuela.

Estados Unidos acusa a Maduro de liderar un régimen corrupto y brutal, un cargo que ha rechazado repetidamente. El petróleo domina la economía de Venezuela y representa casi todos sus ingresos de exportación. Pero la producción de petróleo en Venezuela se ha derrumbado en los últimos años, y el país se encuentra en una profunda crisis económica, Estados Unidos respalda al líder opositor Juan Guaidó, quien el año pasado se declaró presidente interino.

A principios de este mes, Estados Unidos impuso sanciones a la aerolínea estatal venezolana Conviasa , diciendo que la compañía estaba siendo utilizada para “trasladar a funcionarios corruptos de todo el mundo”. Mientras tanto, Rusia, un patrocinador clave del presidente Maduro, se ha comprometido a impulsar la cooperación económica y militar con el gobierno en Caracas.

Las sanciones fueron anunciadas por el Tesoro de Estados Unidos el martes, “Rosneft Trading SA y su presidente negociaron la venta y el transporte de petróleo crudo venezolano”, dijo el secretario de Comercio Steven Mnuchin en un comunicado. “Estados Unidos está decidido a evitar el saqueo de los activos petroleros de Venezuela por el corrupto régimen de Maduro”, agregó.

La declaración dice que las sanciones de Estados Unidos “no necesitan ser permanentes y están destinadas a cambiar el comportamiento”.

“Estados Unidos ha dejado en claro que consideraremos levantar las sanciones para aquellos que tomen acciones concretas, significativas y verificables para apoyar el orden democrático en Venezuela”, dijo el comunicado.

Rosneft y Rosneft Trading SA ya estaban sujetos a restricciones estadounidenses relacionadas con la participación de Rusia en el conflicto en Ucrania que estalló en 2014, Hasta ahora, ni Rosneft ni su brazo comercial han hablado públicamente sobre el tema.

Pero el Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia condenó las sanciones.

“Rusia categóricamente no acepta medidas restrictivas unilaterales por las cuales Estados Unidos, en su lucha por la hegemonía global, está tratando de someter a todo el mundo a su voluntad”, dijo el ministerio en un comunicado (en ruso).

Agregó que las sanciones no podrían influir en las políticas rusas hacia Venezuela o cualquier otro país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *